Rocío Ruiz - Entre las sábanas

No tuve erección y quedé mal con mi novia – Rocío Ruiz

Entre las sábanas

Rocío Ruiz

[email protected]

 

Como cada semana, sigo recibiendo tus dudas e inquietudes para apoyarte como psicoterapeuta y sexóloga.

Pregunta: Hola. Me llamo César, tengo 25 años y actualmente tengo problemas de eyaculación precoz, comencé a controlarlo y parecía ya tener dominio, sin embargo he tenido un retroceso. Duro más o menos cinco minutos.

Tuve una muy mala experiencia hace un par de días porque resulta que quise tener relaciones con mi novia, pero al tocarla y quererla penetrar, no pude. Eso me sacó de onda y quedé muy mal con ella.

Ahora, cuando mi novia se me acerca ya no siento lo mismo, no sé qué me está pasando y no sé qué hacer.

Respuesta: Hola César, gracias por la confianza. Tu problema al parecer ha comenzado con un trastorno de eyaculación precoz, para derivar tal vez en una disfunción eréctil. Me da mucho gusto que puedas tomar cartas sobre el asunto y que te enfoques en la solución.

Lo primero que tenemos que descartar son los problemas de índole médico. Aunque eres muy joven tendrás que investigar si tienes problemas de diabetes, presión arterial alta, enfermedad en los riñones, antecedentes de traumatismo pélvico o perianal, problemas endocrinos o cardiovasculares. La ansiedad y el estrés también pueden ser la causa.

Entiendo que puedas experimentar angustia al ver todo lo que te puede estar ocasionando la disfunción. Al respecto, me gustaría que empieces a tomar conciencia de tu salud, ya que no es lo mismo una gripa que una pulmonía y no es lo mismo una eyaculación precoz que una disfunción eréctil.

Por favor, no entres en pánico, esto se puede resolver de la mejor manera, te lo aseguro. El médico descartará si realmente se trata de una disfunción eréctil.

Cuando el especialista te dé el diagnóstico y descarte alguna enfermedad, podemos comenzar a hablar de otros factores importantes:

1.— Concentrarse en tener y mantener la erección hasta el orgasmo de la pareja.

Es muy común que los hombres piensen que ellos son los responsables de los orgasmos de su pareja y traten de durar mucho para darles placer, entonces quieren tener súper erecciones y durar horas para que ellas lleguen al clímax. No es así en absoluto, déjate fluir, disfruta de tu encuentro y el de tu pareja. Si te «vienes» antes que ella, utiliza los dedos, la lengua o un vibrador para ayudarla a llegar al clímax, recuerda que es más importante el gozo y el disfrute que llegar al orgasmo.

2.— La culpa.

Por favor deja de sentirte culpable, el que uno o varios días no hayas tenido una erección, no significa nada, no eres robot y no me gustaría que convirtieras tu deseo en un infierno, platica con tu novia de este tema y dile que es normal que a veces no se pare el pene y que eso no quiere decir que no la deseas. Las mujeres somos en parte responsables de algunas de las disfunciones eréctiles, muchas veces si no hay erección, entonces comienzan los reclamos tipo “no me deseas”, “ya estás saliendo con otra”, «ya no soy mujer para ti» y una sarta de tonterías que hacen que los hombres se presionen.Eso impide precisamente que lo que deseamos suceda.

3.— Termostatos iguales.

Otro error es creer que los dos van a estar calientes y prestos para tener relaciones sexuales en el mismo instante, ¿se oye muy romántico? Pues esto sólo se da en la fantasía. Todos tenemos diferentes botones que vamos encendiendo poco a poco, hay personas a las cuales les tocas uno solo y se prenden, pero hay muchas otras que necesitan de varios botones para encenderse. César, aunque creas que vas a tener una erección con el simple hecho de estar cerca de tu novia, no a todos les ocurre, puede que tú necesites más elementos para excitarte, tal vez una película pornográfica, juegos preliminares, juguetes eróticos, fantasías en común o en separado. Todos temenos termostatos diferentes (unos somos más calientes que otros) y botones que se van prendiendo y nos vamos excitando a nuestro propio tiempo y ritmo.

4.— Falta de técnicas para tener y mantener una erección.

Como te mencione anteriormente, parecería que para todos, tener una erección es como apretar un botón y ¡¡pum!! Ya tengo una erección. Los preliminares, es decir, las caricias, los masajes, los fajes, son una buena inversión a la hora de la acción.

Te puedo dar algunos tips que te pueden ayudar para mantener una erección.

A.- Es muy importante que los hombres aprendan a controlar sus orgasmos, recuerden que eyacular no es como un vómito imperioso, un eructo espontáneo o un estornudo necesario. Poco a poco tendrás que ir aprendiendo varias técnicas y adoptar la que más te acomode.

B.- Puedes hacer como los orientales y retener la respiración.

C.- En el momento que sientas que te vas a «venir», imagínate algo que te perezca anti erótico como una escena de terror, una persona o un momento.

D.- Otro tip muy efectivo para alargar el orgasmo en los hombres es, en el momento antes de venirte, voltear la lengua hacia arriba del paladar y echar el cuello hacia atrás lo más estirado que puedas. Pruébalo, te vas a sorprender.

Si lo tuyo no es una cuestión médica, mi querido César, recurre a una terapia, ahí obtendrás más seguridad de lo que te está pasando, recuerda que el placer y el erotismo es algo que cada persona va construyendo para sí mismo.

¿Quieres dejar algún comentario?

No tuve erección y quedé mal con mi novia – Rocío Ruiz
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top