Sin categoría

Cruz Azul vence a Querétaro y se acerca a las semifinales

La Máquina luce sin freno, con confianza y contundente. El Cruz Azul tomó ventaja de 2-0 en su visita a Querétaro en los cuartos de final de la Liga MX. La tecnología y el futbol estuvieron de su lado en el arranque de la Liguilla.

Los cementeros contuvieron el balón, mientras los Gallos Blancos esperaban tranquilamente. Puente Jr. mandó a sus jugadores a esperar al rival y pelear en el contragolpe, situación que no sirvió después de los 15 minutos.

Después de un tiro de esquina, Adrián Aldrete mandó un recentro a Pablo Aguilar, quien tenía todo el cuerpo detrás de su marcador, George Corral, pero el segundo asistente, Jimmy Acosta Montesinos, lejos de la línea de la jugada, marcó fuera de lugar.

La tecnología fue protagonista en su estreno en la Liguilla, ya que la posición adelantada fue revisada en la camioneta del VAR y se confirmó la anotación de La Máquina. De lo contrario, Acosta hubiera quedado en ridículo.

Con el gol del paraguayo, los papeles cambiaron: Querétaro tomó la posesión y Cruz Azul fue paciente, a la espera de una descolgada.

Los Gallos Blancos nunca encontraron la forma de penetrar a la defensiva celeste, la mejor de la fase regular (13 tantos recibidos). Ni por la derecha o la izquierda, mucho menos por el centro. La zaga de Pedro Caixinha fue un muro de cemento en el estadio La Corregidora.

Y lo que los queretanos no lograron crean en los primeros minutos, La Máquina les regaló una clase gratis de contragolpes. Roberto Alvarado condujo el esférico hasta el área de Tiago Volpi. El volante tenía dos opciones: a la derecha, Méndez, y, por izquierda, a Cauterruccio; decidió probar al arco, pero su disparo pegó en el poste. Atento a la jugada, Elías Hernández remató un balón muy desviado, mismo que el Méndez terminó por empujar al fondo de las redes.

El reflejo de la contundencia que ha tenido Cruz Azul en el segundo semestre del año.

A Puente Del Río no le quedó de otra que mandar todo su arsenal al frente. El entrenador ingresó a Matías Britos y a Everaldo Stum, pero no tuvieron respuesta positiva ante la zaga de La Noria.

En los últimos minutos, Querétaro fue más peligroso, mas no eficaz y se fue en blanco para la vuelta.

El Cruz Azul tiene más que pie y medio en las semfinales. El sábado, en el Estadio Azteca, va por firmar el pase.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top