Mundo

Acusan a un estudiante de química de envenenar a su compañero de cuarto durante meses

Un universitario de nacionalidad china ha sido acusado este jueves de intentar asesinar por envenenamiento a su compañero de habitación y también estudiante de la Universidad Lehigh en Pensilvania, EE.UU., informan medios locales.

Yukai Yang, de 22 años, había sido acusado formalmente en abril de destruir varias de las posesiones de Juwan Royal y trazar un grafiti en su cama con el mensaje «negro, vete de aquí». En ese momento, no obstante, las autoridades sospecharon que el estudiante chino había perpetrado algo mucho peor.

Los indicios de que un crimen se desarrollaba en la habitación de ambos estudiantes se remontan a febrero, cuando Royal llamó a la Policía luego de sentir una sensación de ardor en su lengua tras tomar de una botella de agua de su refrigerador. En ese momento, Yang, que cursaba una carrera en química, especuló que alguien mástrataba de envenenarle.

«Así que la sustancia que están poniendo en tu bebida es incolora, inodora y se disuelve en agua», indicó el estudiante chino a Royal, de acuerdo con la Fiscalía del condado de Northampton.

Tras varios días de sufrir irritación de su lengua y otros síntomas, Royal volvió a contactar a las autoridades a mediados de marzo, ocasión en que el mismo Yang expresó ante los oficiales su ‘sospecha’ de que alguien manipulaba el enjuague bucal de su compañero y la leche en la nevera, ya que habían cambiado de color.

El 29 de marzo, la víctima cayó hospitalizada con fuertes vómitos y temblores incontrolables, y una semana después se registró el incidente de racismo y vandalismo con el grafiti. Los agentes procedieron entonces a incautar el celular y la computadora de Yang, que junto con una prueba de sangre de Royal confirmaron las sospechas sobre el estudiante chino.

«Inicialmente, Royal se quedó estupefacto por esto, como todos los demás, porque creía que tenían una relación bastante cordial como compañeros de habitación», indicó el fiscal adjunto Abe Kassis, citado por Lehigh Valley Live.

Yang, para ese momento, había estado durante meses colocando talio en la comida y bebida del refrigerador común, mezclado con otras sustancias tóxicas, según admitió durante un interrogatorio. Ese metal, utilizado comúnmente como un veneno para ratas, puede ser fatal en seres humanos a niveles superiores a los 3,6 microgramos por litro de disolución.

No obstante, el estudiante chino aseguró que el objetivo no era envenenar a su compañero, sino intoxicarse a sí mismo si obtenía malos resultados en sus futuros exámenes universitarios. Yang enfrenta ahora cargos de intimidación étnica, vandalismo institucional y daño a la propiedad ajena, además de los que establezca la Fiscalía por el envenenamiento.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top