Nacionales

El día que México tuvo a su ‘presidente legítimo’

Venezuela, país que ha vivido una turbulencia política en los últimos años, escribió un capítulo más de su crisis interna este miércoles cuando Juan Guaidó Márquez, líder de la Asamblea Nacional, se proclamó como presidente «legítimo» y «encargado», desconociendo la figura del mandatario Nicolás Maduro.

El anuncio de Guaidó fue respaldado por varios países de América, incluido Estados Unidos y Canadá. Sin embargo, el Gobierno de México ha dejado en claro que no romperá relaciones con Nicolás Maduro y que se apegará a la máxima diplomática de no intervención en los asuntos de otros países.

Y por lejano que suene este tema y guardando todas las diferencias, los mexicanos tuvimos hace 13 años a nuestro propio «presidente legítimo» y aquí te contamos la historia.

LA DECISIÓN

La elección del 2006 ha sido una de las más polémicas en la historia de México. Se alega presunto fraude electoral, y un triunfo con un margen muy cerrado, lo que ocasionó posteriores problemas como el cierre de vialidades principales de la Ciudad de México, como la Avenida Reforma.

Felipe Calderón, postulado por el PAN, obtuvo el triunfo en las urnas, según el Instituto Federal Electoral (IFE), hoy INE.

Calderón obtuvo 14 millones 916 mil 927 votos contra 14 millones 683 mil 096 votos de AMLO. Es decir, una diferencia de 233 mil votos. Porcentualmente Felipe Calderón obtuvo 35.89% contra 35.33% de AMLO, una diferencia de solo 0.56%.

Pese a las acusaciones de fraude electoral por parte del tabasqueño y sus seguidores, quienes exigían «voto por voto, casilla por casilla», consigna con la que pedían el recuento total de los sufragios, las autoridades electorales dieron el triunfo al panista.

El 16 de septiembre de 2016 el millón 25 mil 724 delegados que conformaban la Convención Nacional Democrática (CND), la cual fue creada como frente opositor al PAN y en defensa de los votos, nombró a López Obrador «presidente legítimo» y se acordó que su toma de protesta sería el 20 de noviembre de ese año.

Además, se le autorizó la conformación de un gabinete y establecer en la Ciudad de México la sede de su gobierno, pese a que este sería itinerante.

En ese encuentro realizado en el Zócalo capitalino también se definió el plan de acción de la llamada «resistencia civil pacífica». Entre las acciones de esa «resistencia» se encontraba una comisión nacional que buscaría impedir la toma de protesta de Felipe Calderón el 1 de diciembre de 2006.

LA TOMA DE POSESIÓN

El 20 de noviembre, López Obrador asumió el cargo de «presidente legítimo de México» ante una Plaza de la Constitución repleta de sus seguidores.

La encargada de ponerle la banda presidencial fue Rosario Ibarra de Piedra, minutos después de que sonara el Himno Nacional Mexicano.

En el evento el tabasqueño estuvo acompañado de su gabinete alterno, el cual fue conformado por personajes como José Agustín Ortiz Pinchetti, secretario de Relaciones Políticas, Bernardo Bátiz, secretario de Seguridad y Justicia, Mario Alberto Di Costanzo, secretario de la Hacienda Pública, Claudia Sheinbaum en la secretaría de Patrimonio Nacional, Bertha Elena Luján, secretaria del Trabajo y Raquel Sosa en la Secretaría de Cultura.

EL DISCURSO DE AMLO

Durante el evento, López Obrador dio un discurso en el cual aceptaba el encargo y establecía las 20 prioridades de su Presidencia.

«El propósito fundamental del gobierno legítimo será proteger los derechos del pueblo, defender el patrimonio de todos los mexicanos y la soberanía nacional»
«AMLO»

AMLO dijo que el escudo de su gobierno sería la águila juarista. En su discurso denunció el fraude y la simulación «de la política mexicana».

«Me han atacado sin tregua porque dije ‘al diablo con sus instituciones’, pero no fuimos nosotros quienes las echaron a perder, fueron ellos», dijo el tabasqueño frente a sus simpatizantes y recalcó que su gobierno legítimo sería el encargado de comenzar una transformación democrática.

Los 20 puntos de acción anunciados por el entonces «presidente legítimo de México» fueron los siguientes:

1. Renovación de las instituciones públicas y un nuevo marco Constitucional.

2. Apertura de los medios de comunicación a todas las expresiones de la sociedad.

3. Atender el grave problema migratorio.

4. Vigilancia permanentemente a la actuación de ministerios públicos, jueces, magistrados y ministros que garantizan impunidad para delincuentes de cuello blanco.

5. Por medio de los legisladores del Movimiento Amplio Progresista, presentar una iniciativa para el combate a la corrupción y que prevalezca la austeridad gubernamental.

6. Rechazo a cualquier reforma fiscal regresiva.

7. Presentación de un Proyecto de Presupuesto de Egresos.

8. Promover una ley de precios competitivos.

9. Comisión de la verdad para indagar el fraude en Fobaproa, así como el rescate financiero y el de los ingenios azucareros.

10. Proteger a los productores nacionales de maíz y frijol.

11. Defenderá el derecho Constitucional a un salario justo.

12. Luchar porque los trabajadores del sector informal gocen de protección legal.

13. Defensa de la libertad sindical y promover la democratización en los sindicatos.

14. No se permitirá la privatización del sector energético.

15. Acciones en favor de adultos mayores, a discapacitados y a madres solteras para que sus hijos puedan estudiar.

16. Defender que se establezca en la Constitución el derecho a una vida digna de todos los mexicanos.

17. Cumplimiento de los Acuerdos de San Andrés.

18. Educación pública y gratuita hasta el nivel universitario.

19. Proteger el derecho a la salud.

20. Ayudar a millones de mexicanos que carecen de servicios públicos y habitan viviendas precarias.

Como presidente ‘legítimo’ Andrés Manuel López Obrador recorrió México y fue una fuerte oposición al gobierno de Felipe Calderón Hinojosa.

Para 2011 AMLO anunció su intención de competir por la Presidencia de México y fue respaldado por los partidos de la Revolución Democrática, Partido del Trabajo y Convergencia (actualmente Movimiento Ciudadano).

En 2012 López Obrador compitió nuevamente en las elecciones presidenciales pero perdió ante el priista Enrique Peña Nieto.

Luego de su derrota AMLO anunció que se separaría del PRD y que enfilaría todas sus baterías a crear un nuevo partido político bajo el impulso del Movimiento de Regeneración Nacional.

Este Movimiento obtuvo su registro como partido político bajo el nombre de Morena en julio de 2014 y en 2018 AMLO ganó las elecciones abanderando a una coalición encabezada por Morena.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top