Niels Rosas Valdez - Procesos del Poder

Un acierto entre críticas – Niels Rosas

Tras varias semanas de arduo diálogo y críticas, tanto en la política como en la prensa, ante la propuesta del Gobierno Federal de crear el órgano conocido como «Guardia Nacional», ayer finalmente se aprobó su generación. Aunque hoy siga siendo tema de debate, en los días anteriores esta propuesta levantó la voz no sólo de la oposición política, sino de activistas, organizaciones civiles y del público en general manifestando su inconformidad ante lo que implicaba la Guardia Nacional tal como fue presentada por el gobierno. ¿Qué representa este nuevo órgano? ¿Ayuda o no a mejorar la situación del país?

La versión aprobada de la Guardia Nacional no fue la que de manera inicial el Gobierno Federal había propuesto, sino una modificada; la original había contemplado su creación con mando militar y adscrita a la Secretaría de Defensa Nacional, lo que significaba adoptar una visión, misión y operación diferente a la que habitualmente subyace en la policía. En cambio, el logro en las negociaciones realizadas, al menos ayer, fue que, si bien su creación era de cierta manera inminente, su dirección fuese civil, y por lo tanto dependiera de la Secretaría de Seguridad Pública. ¿Por qué esto fue un acierto?

El narcotráfico y la delincuencia organizada, es decir, los robos (aquí entra el huachicoleo), asaltos, secuestros, la trata de mujeres, etc., han sido dos actividades centrales que por décadas han lastimado a la sociedad, modificando nuestro entorno haciéndolo más inseguro y alterando nuestra realidad social a tal grado de normalizar la violencia y concebirla de algo impensable a algo habitual. Ante este panorama, el entonces presidente de la República Mexicana, Felipe Calderón Hinojosa, decidió en 2006 atender esta situación iniciando la conocida «Guerra contra el narcotráfico», que no fue otra cosa más que – con todo respeto hacia la libertad de expresión de quienes piensen diferente – una verdadera tontería; en vez de solucionar el problema, disparó el número de muertos tanto de civiles, como delincuentes y de la policía, y aunque las cifras aún no son claras, se estima alrededor de 200,000 defunciones hasta 2015. Y era claro, no se puede esperar recudir la violencia aplicando más violencia, en cambio, otros métodos debieron haber sido encausados, como por ejemplo, la creación de empleos, pero eso es tema para otro artículo.

En México, a pesar de la infame guerra mencionada, siguen existiendo tanto el narcotráfico como la delincuencia organizada, lastimando gravemente la tranquilidad, la economía y el desarrollo de nuestro país. Ante la creciente sensación de inseguridad por parte de la población en general, y con la intención de, quizá no erradicar per se, pero sí reducir las actividades delictivas mencionadas, se propuso y aprobó la creación de la Guardia Nacional. Ya se mencionó que no tendrá mando militar y sí uno civil, lo que implica que su visión y labor no será la que un ejército que, dicho rápido y coloquialmente, «primero dispara y luego pregunta», sino que será una policía – que eso ya implica una visión y operación no a matar en primera instancia, sino a investigar y realizar una labor de inteligencia, ejecutar el plan y capturar – especializada y mejor entrenada para atender los problemas mencionados; es decir, son dos métodos diferentes.

Si bien se planteaba que México requería adoptar un nuevo modelo (Guardia Nacional) para atender los problemas delictivos que aquejan a nuestra sociedad, era importante no militarizar el país. Para esto, fue crucial la labor íntegra que realizaron tanto activistas como asociaciones y organizaciones civiles que pugnaban por no designar al ejército como sujeto operante en este esquema. Fue un acierto que este nuevo órgano tuviese un mando civil, pues la forma al interactuar con los problemas de inseguridad más graves de la sociedad podría reducir de manera significativa el número de muertos que existirían al atenderlos.

Niels Rosas Valdez
Escritor, historiador e internacionalista

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top