Rocío Ruiz - Entre las sábanas

Odio que me llamen chavarruca – Rocío Ruiz

Como cada semana, sigo recibiendo tus dudas e inquietudes para apoyarte como psicoterapeuta y sexóloga.

Buena tarde. Me llamo Miriam y tengo 56 años, hace 10 años me divorcié y desde hace año y medio salgo con un chico de 28 años. Al principio la relación la vi como tabla de salvación, pues tenía muchos años de soltera. Andrés, mi novio, me convenció de aceptarlo diciéndome que yo era una mujer muy divertida, extrovertida y alegre; en ese momento pensé que sólo sería una relación por un rato, que en cuanto se encontrara con alguien más joven, me dejaría, pero no sucedió así, cada día nuestra relación es más fuerte e importante.

Muchos hombres, y sobre todo las mujeres, me critican mucho, les incomoda mi forma de vestir, de actuar y que tenga una pareja mucho más joven; acompaño a mi novio a conciertos de rock y pop, vamos a los bares con sus amigos de su misma edad, el pelo lo traigo pintado de azul y me gusta vestir muy juvenil, con minifaldas, minivestidos y escotes. Sexualmente él y yo nos compenetramos muy bien, aunque a veces tengo resequedad vaginal pero nada más.

Me siento joven y atractiva pero odio que mis compañeros del trabajo, mis conocidos y mi propia familia me llamen chavarruca. Eso me hace sentir vieja e insegura, es como si por la edad ya no tuviera derecho a divertirme y vivir mi vida. Me gustaría que me dijeras que puedo hacer para lubricar mejor y para que ya no me llamen chavarruca.

Respuesta:

Hola Miriam. Mil gracias por tu confianza. Desgraciadamente a la sociedad le gusta marcar diferencias sin estar conscientes de que siempre alguna persona se va a sentir excluida o inapropiada.
En este momento está de moda llamar a las generaciones como baby boomers, generación X, generación Y o milennials y generación Z.

Ahora que ya se terminaron las letras del abecedario no sé qué asignación le van a poner a las siguientes generaciones; en fin, este tipo de divisiones hace que mucha gente se sienta inadecuada al no pertenecer al grupo que se le asignó, existen portales en internet que remarcan las diferencias entre milennials y chavorrucos, haciendo burlas y chistes ofensivos hacia los que les gusta verse y sentirme más jóvenes.

Eres una mujer muy extrovertida, divertida y alegre que vive plenamente, haciendo cosas para sentirse bien, eso para muchos es criticable porque no te comportas como se “espera” que se comporte una mujer de tu edad. La sociedad en la mayoría no acepta que una mujer de cierta edad tenga pintado el pelo de azul, que vaya a conciertos de rock o que tenga un novio de 28 años.

El termino chavorruco o chavarruca es discriminatorio, es por eso que te sientes insegura y comienzas a dudar si estás haciendo algo equivocado, tal vez las personas que te critican, piensen que deberías estar en tu casa viendo La Rosa de Guadalupe y cuidando a tus nietos, eso nadie lo vería como inadecuado.

Permíteme confesarte que muchos de mis pacientes o consultantes, que tienen entre 20 y 36 años, no tienen ni las ganas ni las fuerzas muchas veces de ir a conciertos y bares, pero sobre todo no tienen una actitud positiva ante la vida.

Es importante reconocer que la juventud es una etapa de la vida como la madurez y la vejez; y para cada etapa se esperan ciertas conductas o comportamientos, pero no creo que por eso nos tengamos que restringir en hacer y tomar decisiones con las que nos sintamos felices y cómodos. Es decir que si tienes 80 años y quieres ponerte una minifalda estás en todo tu derecho si con eso te sientes atractiva, segura y sobretodo viva.

Tal vez te sigan nombrando con el calificativo de chavarruca, será imposible que le cambies la forma de pensar de estas personas, sin embargo es importante que comprendas que los que lo hacen, lo hacen por ignorancia o para descalificar algo que tal vez ellos, por prejuicios o limitaciones, no se atreverían a hacer aunque les gustaría.

En lo que se refiere a la lubricación, es muy normal que a esta edad empieces a sentir resequedad vaginal, pero para ello existen en el mercado un sinnúmero de lubricantes con base agua, con base aceite y con base silicón. Prueba con varios, para ver con cual te acomodas más y de paso puedes incrementar el placer sexual para ambos.

Otro tip que te doy es que cuando tengan relaciones sexuales, los preliminares, es decir los juegos sexuales, sean lentos y sin prisa para que lubriques aún mejor.

Espero que te haya ayudado Miriam. Ahora que la vida te ha regalado está experiencia, no desgastes tus energías en preocuparte si a tu amiga o compañera de trabajo le incomoda tu vida. Disfrútala al máximo y concéntrate en tu delicioso placer.

“Esfuérzate por no necesitar la aprobación de nadie, y serás libre de ser quien eres”: Rabi Najman de Bresley

Rocío Ruiz

Psicóloga Humanista, psicoterapeuta y sexóloga

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top