Norman Pearl - Poder popular

¡El sindicato petrolero, cáncer alterno del huachicol!

Recuerdo, al inicio de los setentas, estar comiendo en el restaurant “Recreativo” en la playa de “Miramar” en Ciudad Madero, cuando llegó una “pick up” llevando a Joaquín Hernández Galicia “La Quina” con sus “escoltas” transportados en un camión “de volteo”.
Ese prestigiado sitio de alta calidad y bajos precios era del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) y en ese momento la “Quina” hacía la supervisión correspondiente. En Ciudad Madero había tiendas del sindicato “muy surtidas” con alimentos frescos producidos en sus propias granjas y novedosos invernaderos hidropónicos. Está por demás decir que todo era mucho más barato que en las tiendas privadas de autoservicio.
Sin embargo, debo acotar mis halagos para hacer énfasis en que el sempiterno líder petrolero no era una “hermanita de la caridad” aunque quisiera emular –a veces- a “Robin Hood” con alguna justificación social. Acumuló tanto poder político que retaba a presidentes e imponía condiciones, así como dinero que robaba a los trabajadores.
Carlos Romero Deschamps, sucesor de la “Quina” impuesto por Salinas de Gortari, no es un líder sindical que robara poquito, no, habría sido insuficiente para adquirir bienes inimaginables. Romero Deschamps representa el escándalo y la impunidad extrema en un ámbito de corrupción y saqueo. El 13 de febrero de 2019, el INAI ordenó al STPRM que a más tardar el 6 de marzo publicara en su página web TODA la información sobre sus contratos, gastos y resultados de auditorías. Esperemos sea el primer paso para derrumbar este muro de podredumbre “hermano” del huachicol.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top