Rocío Ruiz - Entre las sábanas

Soy célibe y mi familia se burla – Rocío Ruiz

Como cada semana, sigo recibiendo tus dudas e inquietudes para apoyarte como psicoterapeuta y sexóloga.

Pregunta:
Buen día, soy Mario y tengo 28 años. He tenido parejas tanto hombres como mujeres, pero nadie me ha satisfecho sexualmente. La última relación la terminé hace seis meses, era con una mujer. Con este truene confirmé que, en realidad, con nadie me he sentido bien en el aspecto sexual, casi siempre aparentaba estar a gusto, pero la verdad es que me sentía muy incómodo.
A partir de ese momento tuve la idea de ser célibe, no quiero ya más relaciones tormentosas ni sexuales. Creo que lo mejor es no tener sexo, me ha solucionado mucho la vida, cada vez me siento mejor con esta decisión, sin embargo, mi familia me presiona para que busque novia. Les comenté mis planes de volverme célibe y se burlaron de mí, me dijeron que estaba loco, que después de algún tiempo regresaría a buscar sexo.
Yo no creo en eso, no deseo volver a tener sexo jamás, pero tengo un problema muy fuerte que no sé cómo resolver, en las mañanas sigo teniendo erecciones que me molestan mucho. Quisiera saber si existe algo para dejar de tenerlas, alguna pastilla o método.

Respuesta:
Hola Mario, muchas gracias por tu confianza.
Existen diferencias entre ser asexual o ser célibe. La asexualidad es la falta de atracción sexual hacia otros, o el bajo o nulo interés en el deseo de actividad sexual. El celibato generalmente está motivado por creencias personales o religiosas.
Algunas personas asexuales pueden mantener relaciones románticas, que pueden ir de vínculos informales al matrimonio, con su género o géneros preferidos.
Algunos asexuales se definen a sí mismos como heterrománticos, homorrománticos o bírrománticos, es decir tienen preferencia sexual, hetero, homo o bisexual, no tienen relaciones sexuales, pero se pueden tocar o tomar de la mano y mantienen una relación romántica, mientras que los arrománticos aparte de no sentir atracción sexual tampoco sienten atracción romántica.
Mario, según lo que me cuentas tú tomaste la decisión de no tener relaciones sexuales después de experimentar con hombres y mujeres y no sentir satisfacción alguna, no porque alguna religión te lo imponga, entonces deduzco que eres asexual, no célibe.
La aceptación a la asexualidad como orientación sexual y como campo de investigación científica es relativamente nueva. Por tal motivo mientras algunos investigadores afirman que la asexualidad es una orientación sexual, otros investigadores no están de acuerdo.
En los últimos años la asexualidad ha ganado atención, pero aún no hay los suficientes estudios sobre el tema, es decir no se puede determinar si los factores son de índole biológico o psicológico para poder entenderlos mejor.
Es posible, Mario, que por un periodo corto experimentes tu condición como ser asexuado, mientras exploras y experimentas más tú sexualidad; y quizá más tarde optes por algo diferente. Lo más importante es que tú estés cómodo con lo que estés viviendo, pero si de pronto quieres experimentar algo diferente, no te restrinjas.
Con respecto a tus erecciones de la mañana, muchas personas asexuadas se masturban como una forma solitaria de desahogarse y lo ven solamente como algo instintivo, por lo que lo disocian de una cuestión de atracción sexual. Los asexuados que se masturban lo consideran un producto natural del cuerpo humano y puede que no lo encuentren agradable, como es tu caso, pero es la forma más natural de desahogarte sin alterar tu cuerpo.
Existen pastillas para inhibir las erecciones, pero créeme que el costo para tu cuerpo es excesivamente caro.
La asexualidad no se considera un trastorno, ni una disfunción sexual, ya que en estos casos no se experimenta depresión o un trastorno de personalidad. Hay otros casos como las personas con trastorno del deseo hipoactivo en donde aparte de los bajos niveles de deseo sexual se presenta angustia relacionada con el sexo y síntomas depresivos.
Es importante que si tienes alguna duda, o incluso uno de los síntomas antes mencionado recurras con un especialista, psicoterapeuta, sexólogo o educador sexual.
La sexualidad es una forma maravillosa de relacionarnos y divertirnos como adultos, pero antes que nada respeto tu decisión como ser único. Espero haber despejado tus dudas, pero si tienes algunas más no dudes en escribirme.:

[email protected], @ruiz13_rocio

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top