Betsabé Guzmán - Visión de mujer

La violencia verbal de Fernández Noroña – Betsabé Guzmán

A unos días de que se conmemoró el Día Internacional de la Mujer, recordé el adjetivo que le propinó el diputado federal por el Partido del Trabajo Gerardo Fernández Noroña a la presidenta municipal de Reynosa, Tamaulipas, Maki Ortiz Domínguez, del Partido Acción Nacional.

Me abstengo de escribir el adjetivo, pero me sorprendió no que el diputado federal ofreciera una disculpa, sino que muy pocas mujeres salieran en su defensa (y me incluyo).

La visita de Fernández Noroña, según refirió La Razón Online, sucedió el 2 de febrero de 2019 y fue hasta el 5 de febrero cuando distintos medios de comunicación lo retomaron por medio de notas informativas y columnas.

En esa visita el legislador petista expresó, entre otras cosas, que se le encogía el corazón de ver a Reynosa con calles mal hechas y sin limpieza; que si él fuera el alcalde no tendría cara con qué salir a la calle.

Posteriormente los medios locales entrevistaron a la alcaldesa, Maki Ortiz, y le preguntaron su opinión respecto a la forma en que se había expresado el diputado Fernández Noroña, a lo que respondió:

“Estoy segura que la próxima vez que venga, vendrá con las manos llenas de oportunidades para todos nosotros. Con algún recurso, con alguna solución a lo que ya le dolió el corazón; y nos dio mucho gusto que lo haya visto, y le haya dolido igual que a nosotros para tener una persona más, que con nosotros, luche porque esta ciudad sea diferente”. (El Diario 43 de Reynosa)

En su cuenta de Twitter la diputada federal por el PAN Nohemí Alemán Hernández escribió: “Fernández Noroña está obligado a ofrecer disculpas públicas a nuestra alcaldesa Maki Ortiz por la nefasta expresión que emitió en su visita a Reynosa; su mensaje ofende y lastima a las mujeres que se han ganado con el voto ciudadano un lugar en la política”.

Por supuesto que jamás se disculpó el legislador, es más, todavía continuó con el tema en su cuenta de Twitter, es decir, con el calificativo, como si fuera un chiste.

De todo lo que escribió me llamó la atención lo siguiente:

Acabo de platicar con el diputado Romero Hicks; reitero, en política las cosas no son personales y en ese plano personal, Maki Oritz tiene mi respeto. En el plano político, mi crítica a su administración municipal, la reitero.

La presidenta municipal de Reynosa algo habrá hecho bien porque este es su segundo periodo como alcaldesa; en las pasadas elecciones de julio de 2018, los reynosenses votaron nuevamente por ella. Si la primera vez que gobernó, los ciudadanos no hubieran estado de acuerdo con el trabajo de ella, simplemente el voto se lo habrían dado a otro partido político.

El diputado Fernández Noroña tiene la libertad de opinar de lo que quiera, pero no para ser despectivo con nadie, sea hombre o mujer. Ya encontró, desde hace tiempo, la estrategia de llamar la atención y notó que le funciona bastante bien.

En la semblanza que está en su página web, destaca que intervino en 600 ocasiones en tribuna, cuando fue Diputado Federal por el Partido del Trabajo (externo) para el periodo 2009-2012.

Sí, la misma pregunta me hice, para quién me haga favor de leerme.

La sexagésima cuarta legislatura (LXIV) aprobó en octubre de 2018, que en la plataforma de comunicación así como en la documentación y papelería oficial se inscribiera la leyenda conmemorativa “LXIV Legislatura de la paridad de género”.

En el boletín no. 0304 de la Cámara de Diputados, la Junta de Coordinación Política refiere que “no se puede tolerar, ni justificar ninguna forma de discriminación hacia las mujeres”, porque su lucha a lo largo de la historia y el camino trazado en todos los ámbitos, ha modificado la forma de considerar hombres y mujeres, así como las relaciones entre ambos.

Creo que el diputado Fernández Noroña no se enteró, y pues tampoco le interesa.

En los comicios de 2018, hubo un avance considerable respecto a los municipios gobernados por mujeres; de 77 que había en 2015, se pasó a 438, de entre ellos Reynosa, Tamaulipas, municipio que le “duele en el corazón” al diputado y que se sintió con la autoridad de ofender a la presidenta municipal, Maki Ortiz.

Hay diversos temas que están en la agenda, en torno a la mujer, pero también no se le debe restar importancia a las ofensas, como fue el caso del diputado Fernández Noroña.

No es el único, lo subrayó, pero quizá el más reciente.

Invito a hombres y mujeres, a que esto no se vuelva costumbre, pues pensamos que así son las cosas en la política. Que no sólo en fechas como el 25 de noviembre (Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer) o el 8 de marzo (Día Internacional de la Mujer) hablemos de cifras y problemáticas por las que pasamos las mujeres.

Aún queda mucho camino por andar, ya que mientras había situaciones que considerábamos que se tenían resueltas (las guarderías) se dio un paso atrás; pero también hay otros temas, como el de la violencia verbal hacia las mujeres, que debemos tomar muy en cuenta.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top