Norman Pearl - Poder popular

¡La revocación de mandato como poder popular! – Norman F. Pearl

En diciembre de 2002, Andrés Manuel López Obrador como jefe de gobierno en el Distrito Federal, hizo un plebiscito telefónico para definir si seguía en el cargo o renunciaba. Fue ratificado en el puesto con el 95% de aceptación. En la misma época propuso la revocación de mandato para Presidente. En sus campañas siempre formó parte de su agenda este propósito democrático. “El pueblo pone, el pueblo quita”.

Si la revocación de mandato hubiese estado incluida en la ley específica, nos habríamos ahorrado parcialmente los daños provocados por Vicente Fox con su impericia e indolencia, por decir lo menos, Felipe Calderón con su sangrienta y discriminada guerra contra el narcotráfico y un Peña Nieto obsesionado por saquear los bienes de la nación en complicidad con “sus” gobernadores de lujo.

Con esta reforma se amplían los derechos políticos de los ciudadanos inhibiendo la tendencia abusiva, unilateral o arbitraria de quien ejerce el poder público. Mario Delgado, líder de la fracción parlamentaria de Morena, nos dice: “si el pueblo tiene derecho de permitir la reelección legislativa, debe tener derecho a revocar el mandato”.

La oposición juzga que esta reforma tendría propósitos reeleccionistas a pesar del compromiso público del Presidente de la República por respetar la máxima juarista “sufragio efectivo, no reelección”. También sugieren que la propuesta tiene tendencia electoral.

Los ciudadanos, en su calidad de patrones, contratan presidentes municipales y diputados por tres años, gobernadores y presidente de la República por seis. ¿Por qué no deberían tener facultades contractuales para correrlos por incompetentes y corruptos? ¿Por qué no asumir el Poder Popular?

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top