Jorge Luis Montes - Psique Parlamentaria

Ver escapar la gallina de los huevos de oro – Jorge Luis Montes Nieves

La reforma constitucional en materia de revocación de mandato y consulta popular exasperó los ánimos del PRI y el PAN, a tal grado de recurrir descaradamente a la falsedad como único argumento en contra de dicha propuesta.

Asegurar que, la aparición del actual Presidente de la República, el licenciado Andrés Manuel López Obrador, en la boleta electoral del proceso electoral del año 2021, no es otra cosa que una reelección, es tan falso como el futuro que ellos nos prometían en cada campaña electoral.

Sin embargo, el verdadero riesgo para dichos partidos políticos, es saber que los gobernadores de los estados también pudieran ser sometidos a la revocación de su mandato, puesto que la reforma además propone moredificar el artículo 116 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, para que los estados puedan establecer la figura de la revocación de mandato, cuestión que desde luego pone de nervios a las cúpulas partidarias que ven como gran riesgo, someter a algunos de sus gobernadores al escrutinio popular.

Por cuanto a la revocación del mandato del Ejecutivo Federal, la propuesta de reforma que se votó en la Cámara de Diputados el pasado jueves, contempla adicionar un segundo párrafo al artículo 83 de la Constitución Federal, dejando intacto el primer párrafo que establece que en ningún caso y por ningún motivo, quien hubiera desempeñado el cargo de Presidente de la República podrá volver a desempeñar ese cargo.

Lo cual evidencia una vez más la mendacidad que existe en esos partidos políticos, que a falta de argumentos sólidos, recurren a la mentira y a la descalificación como método de confrontación.
En cambio, se les olvida que fueron ellos quienes sí, en el afán de conservar su poder, eliminaron la no reelección en los cargos para senador, diputado federal y presidente municipal; jamás avizoraron la catástrofe política que se les avecinaba, ebrios de poder y soberbia olvidaron que el pueblo pone y el pueblo quita. El pueblo decidió no darles más su confianza.

La consulta popular y la revocación de mandato son dos figuras que rompen con el principio de representatividad que por décadas alegaban los partidos políticos y que a decir del Sistema de Información Legislativa (SIL), la democracia representativa significa: el tipo de democracia en el que el poder político procede del pueblo pero no es ejercido por él sino por sus representantes elegidos por medio del voto.

Como puede advertir el lector, ambas figuras destrozan la hegemonía que tenían los partidos políticos en las tomas de decisiones de la vida pública del país; sin embargo, es necesario señalar que aún no es una guerra ganada en contra del monopolio partidista, pues, debido a que se trata de una reforma constitucional, se requiere el voto de dos terceras partes en la Cámara de Senadores y lograr que más de la mitad de los congresos locales apruebe tales modificaciones a la Carta Magna, para así, empoderar realmente al ciudadano y acotar cada vez más el poder de los partidos políticos.

De eso se trata tal reforma, por eso, no sólo votamos a favor de la propuesta, además promovemos activamente que pueda ser una realidad, máxime cuando vemos de qué tamaño es desesperación que provoca en los partidos políticos la sola idea de ver que se les escapa de las manos su gallina de los huevos de oro.

Twitter: @jorgeluismn

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top