Rocío Benítez - Zona de la Visión Perpetua

El hermano mayor de los poetas queretanos – Rocío Benítez

FLORENTINO CHÁVEZ (Querétaro, 1942) es el decano de la poesía en Querétaro, es también maestro exacto, encantador amigo. Dice que su futuro está en corregir el renglón pendiente, escribir bien, aunque nadie aplauda ni lea.

“Su obra está atravesada por esa mirada que nace del asombro, que nunca logra domesticar la realidad”, escribieron de Flor, Luis Alberto Arellano (1976-2016) y Román Luján en la antología Esos que no hablan pero están. Poetas nacidos entre 1940 y 1969. En ese brevísimo texto de 2003, que da pie a la obra de Flor como el hermano mayor de los poetas queretanos, también se lee: “La poesía de Florentino Chávez ha transitado del entusiasmo naturalista de sus primeros textos, pasando por la búsqueda historizante de su entorno más cercano, hasta llegar a la fina contemplación que recrea en el poema una agudeza de trazo parecida a la filigrana”.

Estamos en 2019 y Flor se aviva, ahora lo vemos como un usuario puntual de Facebook, en donde ha encontrado un nuevo espacio para seguir asombrándonos. En este segundo episodio de “Zona de visión perpetúa”, presentamos poemas extraídos del libro Es él mismo la luz (1998) y Diversos (2016); unas capturas de sus publicaciones en Facebook y una minificción que el mismo poeta envío para Enlalupa.com. Sea pues, eterno amigo y poeta: Florentino.

Rocío Benítez

 

 

 

LA NOCHE

vegeta
el día

casi
no escribo

pienso menos

a estas alturas
de la edad

ya
no me angustia

haber
cambiado
un
mundo

Del libro Es él mismo la luz

*****

EL POETA

se permite ser
de verdad
agnóstico
creyente ateo
infiel dogmático
maldiciente hereje
sin mella alguna
más bien para riqueza
salud de su ser interno
sobre todo salud
¡salud!

Del libro Diversos

****

EL TODO

es una parte
en Dios
la inteligencia sabia
nuestro porvenir inminente

Del libro Diversos

****

Frankfurt

Las autoridades detectan una terrorista contra el medio ambiente.
Tanja Hess transportaba mil noventa tarántulas de diferentes géneros, la mayoría endémicos:529 ejemplares de la tarántula “mexicana de rodillas rojas”,429 de la tarántula “mexicana de rodillas de llama”,
150 arañas “patas de fuego”.

La mayoría, hembras adultas.

Al examinarla, mostró los brazos peludos.

Crac

Según se desprende de las depredaciones, en corto, del seductor encubierto, la estrangulación de la activista en céntrico hotel, de hinojos durante la felatio fue, es, por decir lo menos, de cuidado.
Rebelde a las estrategias de arriba, la cabeza escurridiza sobre la cama, con restos de inseminación en los labios: murió en el acto.

Maestra de tai-chi

Planta el pie tras el cuello, en calistenia amorosa; hace “piojito” a su ejemplar pareja. Corona en seis extremidades, la “mantis religiosa” complaciente, con los azahares del limón real.

Iban a una fiesta

Conchita no alucina, se da cuenta lo que su viejo provoca entre sus amigas y compañeras; unas sacan la lengua, ésas, sí: gatas relamiéndose un pez-ratón. Otras, al contacto del saludo, estiran los labios en flor: ¡Múah…! Algunas más regresan, a verlo.
Conchita trina, emocionada. Otras y, él ni en cuenta, al volante, casi entran los senos cuando se asoman al coche.

Por quítame estas pajas, bajaron de los autos; en medio del tumulto, las mujeres descalzaron y hundieron el tacón contra otros frescos labios, cuchos sangrientos, leporinos. Coronaron, entre blasfemias y amenazas, con el tacón de acero, dos-tres cráneos.

En plena vía, al tráfico insurgente, prosiguieron el viaje.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top