Josué Quino - Bitácora de VIHda

Las promesas incumplidas de AMLO – Josué Quino

La historia ha cambiado.
Ha llegado el momento en que el VIH
ha dejado de ser un referente de muerte y
se ha convertido en una afortunada oportunidad
de vida, emergiendo en nosotros lo positivo de ser positivo.

Marzo 31
Querido Diario:

Dicen que Andrés Manuel originalmente se llamaba Manuel Andrés. Pero cuando decidió dedicarse a la política, un chaman le aconsejó invertir el orden de los nombres, para evitar ser objeto de escarnio, y así lo hizo. Cambió MALO por AMLO.

Meditando sobre las acciones de MALO, (que en caso de ser cierto lo que cuenta la gente vieja de Tepetitán, Macuspana, ese era originalmente el orden de las siglas de su nombre), me di cuenta de que ha asumiendo la presidencia de la República Mexicana en dos ocasiones: la primera en 2006, cuando fue condecorado en el Zócalo como presidente “legítimo”, y esta segunda como presidente “electo” en el mismo Zócalo.

He tratado de aclarar si eso se vale, pero a ninguno de los amlistas a quienes les he preguntado por qué él si pudo ser presidente dos veces, me han sabido responder.

Bueno, pues resulta desde mi perspectiva que MALO, en esta segunda presidencia de la República está haciendo las cosas de manera torrencial. Si, así como cuando cae un aguacero de la nada, y agarra desprevenido a todo el mundo, que corren para un lado y para otro, porque no saben dónde guarecerse, así él con todo el mundo, desde sus más cercanos colaboradores, hasta los trabajadores de cualquier empresa.

Pues nuestro dos veces presidente, sigue sin cumplir sus promesas: ahora resulta que le mandó ocho soldados a Fox y Marthita a su rancho para garantizar su seguridad, al igual que a le mando otros tantos a Calderón. Fox, al estilo Trump, responsabilizó en Twitter a MALO en caso de que le pasara algo a él o a su familia, y con Calderón fue algo similar.

Me pregunto si de verdad el Presidente no se da cuenta de que al pueblo, que trabajamos día a día, que no hemos robado al país, que no hemos permitido que nuestros familiares roben, que somos quienes en verdad nos enfrentamos día tras día de la delincuencia, somos quienes en realidad necesitamos esa guardia… ¿En verdad no se da cuenta de que con estas acciones nos está discriminando, segregando y haciendo sentir como lo hizo Peña Nieto, los que no formamos parte de ese México para el cual gobierna? O, ¿tenemos que culparlo públicamente de nuestra inseguridad, para que nos mande vigilancia? Quizá solo tengamos que pensar que ese fue el acuerdo en lo oscurito, para que creyéramos que en verdad estaba haciendo algo bueno con los malos.

Reelecto… Josué

Abril 7
Querido Diario:

Mis compañeros de otras organizaciones de la sociedad civil han estado muy ocupados buscando la manera de recoger algunas de las regadas del Presidente con las que pone en peligro la salud de miles y miles de personas que vivimos con VIH y/o Sida. Ese es uno de los más graves problemas de no saber sobre nada sobre ciertos temas y de tener asesores que le dicen solo lo que él desea escuchar.

Desde que dijo, confirmó y reafirmó que retiraba los apoyos a todas las ONG sin ton ni son, quienes hacemos trabajo de prevención, atención e información sobre VIH y Sida nos hemos preocupado por ver cómo le vamos a hacer para seguir teniendo nuestros medicamentos, continuar indetectables y vivos.

Bueno, algunos nos preocupamos, y otros como ellos, sin mas preámbulos se ocupan. Han hecho marchas, mítines, están duros con los twittasos, movilizando a la población, cuestionando y confrontando a los gobiernos.

Estoy seguro que si MALO, en verdad tuviera la más remota idea de la cantidad de reinfecciones, nuevas infecciones y muertes que puede originar el querer acabar con la corrupción de compra de medicamentos en el sector salud, ¡sin tener una alternativa previa!, estoy seguro de que no lo hubiera hecho como lo hizo.

Si MALO supiera que lograr la indetectabilidad en un organismo no quiere decir que “estemos curados”, porque no es una enfermedad, y por lo tanto no se puede sanar, también sabría que vivir con VIH es una condición de salud, una condición de vida, y que lograr la indetectabilidad nos pone nuevamente en acción y producción.

De saber lo anterior, seguramente también estaría enterado que los medicamentos que se están agotando y que estamos exigiendo que se compren para no poner en riesgo nuestra vida, el IMSS, el ISSSTE, el Seguro Popular, Sedena y Pemex se los proporcionan a la gente del pueblo, porque el tratamiento es tan caro que solo los fifís lo adquieren fuera del país, ya que ellos no pisan ni de chiste cualquiera de esos lugares.

También sabría que ese es el motivo por el cual vivimos pegados al reloj, y a sus alarmas en el caso de quienes podemos programarlas, para tomarnos nuestras pastillas, en el horario justo y con los efectos secundarios a disgusto. Sabría que es lo más cercano a vivir saludablemente.

Quizá si él hubiera sabido por lo menos solo parte de todo lo anterior, quizá al haber adjudicado de manera directa el 74.3% de los contratos registrados en Compranet, como lo informó Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, quizá también hubiera incluido en ese porcentaje la compra directa de nuestros medicamentos, quizá…

Adjudicado directamente… Josué

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top