Mundo

Acusan al príncipe Enrique de recortar una foto para ocultar una pata atada de un elefante

Varios medios británicos y las redes han acusado al príncipe Enrique de recortar una foto, tomada durante su visita a Malawi en el 2016, para ocultar la atadura alrededor de una de las patas de un elefante. Dicha imagen retocada fue publicada en la cuenta oficial conjunta de los duques de Sussex este 22 de abril en homenaje al Día de la Tierra.

En la foto se ve a un hombre tocando el colmillo de un elefante, cuyas patas traseras no son visibles.

Este último detalle indignó a muchos en el Reino Unido, ya que la imagen original —divulgada en un comunicado de prensa del Palacio de Kensington que cubrió en el 2016 el viaje de Enrique a Malawi (África)— es más amplia y muestra que el animal está atado.

En Instagram la descripción de la foto habla de la misión del príncipe Enrique en este país africano, que tenía como objetivo reubicar a cientos de elefantes en parques de conservación. No obstante el hecho de que estos animales fueran dormidos con tranquilizantes y atados (como lo reveló dicho comunicado), esta vez no se menciona.

Hace tres años, el duque de Sussex brindó más detalles acerca de su operación de rescate en Malawi. «Este gran elefante macho se negó a acostarse después de recibir un dardo tranquilizante. Después de unos siete minutos, la droga comenzó a hacer efecto y el elefante se volvió semicomatoso, ¡pero continuó vagando por un tiempo!», cita el comunicado a Enrique.

«Tienen una tendencia a acercarse a los bosques, ríos y personas cuando se encuentran en este estado, estos somos nosotros tratando de frenarlo», describió otra de la fotos de su misión el príncipe.

Polémica en la Red

Aunque la polémica publicación ha logrado casi 700.000 ‘me gusta’ (de los 5,3 millones de suscriptores de la cuenta @sussexroyal), muchos usuarios se han expresado negativamente al respecto. «Me sentí extremadamente decepcionado cuando leí sobre la historia previa de la imagen del elefante», escribió uno.

Otro usuario agregó: «El problema es que las imágenes eran engañosas. El problema es que la información se editó». La siguiente persona opinó que «una persona responsable» tiene que mostrar una «historia real, no usar imágenes recortadas para una foto bonita para que la gente crea que se trata de un animal feliz y libre».

Algunos usuarios acudieron en defensa de Enrique, y uno de ellos escribió: «Es espantoso que los increíbles trabajos de conservación que se están realizando aquí hayan sido distorsionados por los medios».

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top