Josué Quino - Bitácora de VIHda

Día de marchas – Josué Quino

La historia ha cambiado.
Ha llegado el momento en que el VIH
ha dejado de ser un referente de muerte y
se ha convertido en una afortunada oportunidad
de vida, emergiendo en nosotros lo positivo de ser positivo.

 

Mayo 4
Querido Diario:

Parece ser que después de tanta presión mediática por parte de algunos activistas en varias partes del país, principalmente en la Ciudad de México, hubo resultados favorables. Parece ser que por fin se van a comprar los antirretrovirales. Parece ser que la compra se va realizar a una de las compañías que se descubrió que estaba haciendo transas. Parece ser que se le va a tener que comprar a esa compañía fraudulenta porque es la única que, parece ser, vende cierto medicamento.

Y digo a todo esto, que parece ser porque hasta el momento no ha habido un pronunciamiento real, verdadero y oficial por parte de la presidencia de la República, o de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, o del secretario de Salud, ni de nadie en quién podríamos confiar, por justo, parece ser que nada es real, que todo es incierto, y que tenderemos que seguir esperando a ver si como por arte de magia aparecen los medicamentos en las bodegas del Seguro Social, del ISSSTE, de la Clínica Condesa y de los Capasits.

Lo último que supe fue que Hugo López-Gatell, quien es el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, se deslindó del retraso en las compras de los medicamentos, porque parece ser que desde el 1º de febrero, él entregó la información sobre las necesidades precisas de los antirretrovirales a la Comisión Nacional de Protección Social en Salud, la Unidad de Administración y Finanzas de la Ssa y a la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Por cierto, este es el segundo mes consecutivo, aquí en el Hospital Regional de Zona No. 1 del estado de Querétaro, en la farmacia me están dando mi Darunavir con una semana de retraso, lo que quiere decir que no me van a alcanzar mis pastillitas este mes de mayo, a no ser que me den mi próxima dotación a tiempo. Que además, parece ser, es uno de los “nuevos” medicamentos que aún no están del todo aceptados por la Secretaría de Salud, y que por lo tanto, pareciera ser que si no funciona, Querido Diario, ya te estaré dejando de escribir. Pero yo confío en mi doctor, y me lo tomo con mucha fe, porque parece ser que la fe mueve montañas, y si no, por lo menos me da una esperanza.

Y es que cada día que pasa, México se vuelve más irreal. López Obrador, quiere rescatar a los mineros de Conchos, para crear una cortina de humo que distraiga a la gente. y no asista a la marcha en su contra mañana, por ejemplo. Y por si lo anterior no fuera poco, dicen que va a haber 5 días de sumo calor, y justo uno de esos días es mañana, y dicen que lo dicen para que nadie vaya a la marcha en contra de nuestro dos veces presidente de México.

Y es que mañana es 5 de Mayo, y parece ser que un grupo autodenominado “Chalecos México”, en concordancia con los Amarillos en Francia, están convocando a una marcha en contra de MALO, bueno, ya sabes que se convirtió en AMLO. Parece ser que el motivo es pedirle que renuncie. No tengo la más remota idea de quiénes son ellos, ni que podría suceder si se enfrentan Chairos contra Fifís, como lo ha estado promoviendo “sin querer queriendo”, quien dicta las mañaneras. Quiero ir, solo a ver que pasa. Total, es domingo y parece ser que no tengo nada programado.

Hoy, en México, ya no tengo la seguridad de nada, ya no se quién dice la verdad y quién la mentira, ni siquiera tengo la seguridad de ser yo, aunque parece ser que si. O por lo menos, todavía si.

Parecieramente… Josué

Mayo 5
Querido Diario:

Se supone que iba a ir poquita gente a marchar contra AMLO, pero la gente que yo ví, ¡fue un chorro! Poco hablaban. Todos de blanco. Con sombreros caros y lentes oscuros originales. Las señoras con unas bolsas preciosas. Llegaron al parque de Los Perritos, marchantes de la primera, de la segunda y de la tercera edad. Todos muy güeritos y muy bonitos.

La verdad no me quise acercar mucho, no fuera a ser que me confundieran con uno mas de esos que me recordaban a quienes desfilaron en el 2008 contra el crimen en aquella “Marcha Blanca”. Pero también me recordó a esa otra “Marcha por la vida y la familia”, del 2016 en la que Querétaro ocupó el segundo lugar de participación a nivel de nacional, después de Puebla. ¿Y cómo no?, si las invitaciones fueron dadas desde el púlpito por los santos sacerdotes y para quienes no iban a esas misas, pues pusieron anuncios dentro y fuera de las iglesias, invitando a marchar “por la familia”.

La gente estaba enojada. Al igual que las otras dos marchas de los fifís, no me acerqué, pero era muy visible la molestia de los participantes. Elevaban sus pancartas, cartulinas y algunas poquitas mantas que decían no-se-que-cosas porque no me atreví acercármeles. Tengo que acepar que incluso ahí, a media cuadra, me sentía como el frijol en el arroz. ¡Clasismo internalizado! Pero, ¿qué puedo hacer si soy moreno y chaparro, no tengo dinero, y mi apellido no es de alcurnia? Es más, ¡ni tan siquiera soy influencer!

Se supone que justo por estar en contra de todo lo anterior es que voté por López Obrador, no por Morena. Pero justo, al admitir mi status social, es que estoy aceptando mi chairés, aunque no esté de acuerdo en muchísimas de las cosas que el nuevo gobierno está haciendo. Bueno, no en contra de lo que hace, porque la verdad todos soñamos con erradicar la corrupción, sino que estoy en contra de la manera tan-sin-sentido de como lo hace.

A veces siento, que está tirando de garrotazos a la piñata, con los ojos vendados con un trapo morado que le dio la iglesia y con el palo adornado que los gobiernos anteriores le heredaron.

Querido Diario, ayúdame a despejar la siguiente incógnita: Si se supone que tiene un 80% de aceptación, y que más de la mitad de los mexicanos votamos por él, ¿por qué siento que la gente se está quejando mucho?, ¡si tan sólo van ciento y cachito de días de gobierno! De seguir así, ¿qué pasará al finalizar el primer año?

Quiero, ¡necesito! continuar confiando en él y en algunos de su equipo, ¡que no en la mayoría!, porque si no… ¡La piñata seré yo!

Desatinadamente… Josué

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top