Julio Figueroa - Vistas

Guerra de clases en las benditas y malditas redes (2) – Julio Figueroa

En la guerra de luz de las redes sociales poco importa la verdad y el conocimiento, comprender y argumentar. Se trata de matar al otro, aniquilarlo, destruirlo. Como en cualquier guerra.

Cada uno de nosotros encarna el bien supremo frente a los otros que son el mal total. Sin discusión. Es evidente. Los otros son del equipo equivocado y nosotros del equipo correcto de la historia.

¿Y quiénes son los otros y quiénes somos nosotros? Eso no se pregunta, se sabe, se palpa, se siente. A izquierdas y derechas todas las partes tienen la razón y el corazón en sus manos.

Peleamos contra fantasmas y caricaturas, peleamos contra enemigos descalificados de antemano, peleamos contra tigres de papel, puros rounds de sombra, claro, la realidad real está en otra parte, y no le hacemos ni cosquillas.

Se trata de noquear al contrario desde la primera palabra, matarlo a bocajarro con el primer tiro, darle una paliza pública, hacerlo el hazmerreír de la gente, arrancar los aplausos, las porras, los me gusta, los clic de aprobación total. Quien tenga más clic es el campeón.

Guerras de luz, guerras de vanidades. El otro es una abstracción frente a mi Súper Yo. Se trata de agradar a los míos y desagradar a los otros.

–Pinches chairos, fifís, chichifos, mandilones del poder, troles, chicharitos, televisos, cremas, chivas, panuchos, bebesaurios y dinos, morenos que no se ven de prietos, mañaneros, cantores del Mesías, traidores, conversos, marranos, rrrevolucionarios de pacotilla, acelerados, conservadores, liberales, tibios, hijos del sistema, bastardos de los tiempos, chayoteros, intelectualoides, desclasados, resentidos, malditos, apestosos…

–Está cabrón, la ira, la frustración, la intolerancia, el dolor, el miedo, el odio, pero también el amor, la ternura, el humor, la fraternidad… Todo expuesto en las redes de luz, benditas y malditas, como se dice. Así la vida. (Jess Alkzr).

Cada quien viaja en su avión de luz y tira su rollo a mar abierto.

No toleramos las ideas y los intereses de los otros nosotros distintos.

Pocas veces hay un diálogo inteligente y cordial de ida y vuelta, coincidiendo y difiriendo en los puntos tratados; cada quien lee, lo que quiere leer, e impera la lectura aplastante y absoluto, la línea autoritaria. Creo que falta cruzar el puente más seguido y el encuentro de los contrarios.

Se trata de derrotar al contrario políticamente, lo cual es válido, pero las más de las veces sin generar un conocimiento y un saber que pueda ser útil a todos, propios y extraños.

La guerrita de luz es distante, abstracta, sin rostro real, sin cuerpo, sin conciencia, sin nombre verdadero, pura luz efímera por voluntad propia o pagada. Es la guerra del yo contra los otros que no existen, porque el mundo soy yo. La neta en bicicleta.

Las redes sociales no son la realidad social; sólo una parte mínima. Vemos el oscuro panorama y desvinculamos nuestras acciones del mismo, damos poca luz y atizamos el fuego.

Sin duda exagero, pero tal vez me quedo corto. No lo sé de cierto.

Los que algo saben, no dicen nada. Los que poco sabemos, palabreamos demasiado. Los que nos vigilan, sonríen.

Vendaval de palabras. Silencio en casa. Tus ojos de la historia.

–Si el mundo es el abrazo de los contrarios, las diferencias tendrían que enriquecer la convivencia, no hacernos enemigos a muerte, al menos.

Edad Luz QQQ, mayo 2019.
–A Ari de Luz por sus palabras de luz y por su indignación, que espero sea lúcida.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top