Niels Rosas Valdez - Procesos del Poder

Sí a la legalización de la marihuana – Niels Rosas Valdez

Desde hace un tiempo atrás se ha originado un debate en torno a la legalización de la marihuana, mismo que se ha desarrollado entre activistas, políticos y personas sin afiliación alguna. Desde luego, es una discusión muy relevante considerando el panorama social, económico, político y de seguridad de México. En este sentido, en los últimos años y meses las acciones realizadas por el gobierno, a causa mucho de los activistas en favor de la marihuana, han puesto al cannabis en punto de la balanza en donde se esperaría que pronto pudiera legalizarse. No obstante, grupos religiosos, civiles y políticos, como el Partido Acción Nacional (PAN), han mostrado su repudio ante este escenario, lo que podría obstaculizar la legalización de esta planta, reanimando de nuevo este debate. Por ello nos preguntamos, ¿qué implicaciones tiene la legalización de la marihuana?

Antes de pasar a la legalización de la marihuana y sus posibles implicaciones, es importante primero hablar acerca de la misma planta. Por desinformación se piensa que lo que se fuma es la hoja de la marihuana, cuando en realidad es su fruto. Estas pequeñas bolitas contienen una sustancia activa llamada tetrahidrocanabinoide (THC), que al entrar en contacto con el sistema cannabinoide endógeno, ya sea a través de su inhalación (sea fumado o mediante una vaporización) o ingesta, produce en general una sensación de relajamiento en el cuerpo. Esta sustancia activa podría generar una adicción, en la mayoría de los casos mínima, por lo que la marihuana es considerada, más que una droga, un tóxico. De esta manera, la comunidad conservadora del país, llámense ciertos civiles, grupos religiosos y algunos grupos políticos, han mostrado su rechazo a la despenalización y descriminalización del consumo del fruto de esta planta.

Es importante mencionar que en un debate como éste no sólo los ámbitos político, social y económico deben revisarse para tomar una decisión en relación con la legalización de la marihuana. Si se hiciera así, nuestra toma de decisión se vería sesgada por los diversos factores que estarían dejando de aportar varias disciplinas que de considerar sus estudios en el tema, podrían mostrar un panorama mucho más completo y enriquecedor para tomar la decisión de legalizar la marihuana o no hacerlo. Esto significa, desde mi punto de vista, que otras perspectivas deben consultarse para converger en este debate, como la criminología, la historia, el derecho, la psicología, etc.. Sus aportaciones en este tema sin duda serían primordiales para esclarecer muchas de las dudas que existen en este debate y, paralelamente, construir un argumento que sirva para determinar si legalizar o no la marihuana.

En mi opinión no debemos desestimar lo que varias disciplinas pueden aportar a este debate, como las ya mencionadas y otras más. Ahora, considerando el hecho hipotético de que se legalice la marihuana, en todo caso no tendría que ser al 100%, por así decirlo, tendría que haber una regulación muy estricta por parte del gobierno para controlar el cultivo, el comercio y el consumo de esta droga. De lo contrario habría una desorganización en este nuevo sistema que justamente podría crear vicios que podrían crecer y corromperlo. Por ello, quizá la legalización debería ser para fines estrictamente médicos, en donde según varios estudios académicos, la sustancia activa de la marihuana se ha utilizado exitosamente para atender los malestares de pacientes con dolores crónicos, trastornos de sueño y ansiedad, espasticidad y epilepsia, entre otros. En este sentido, el beneficio de la descriminalización y despenalización de la marihuana existiría para bien.

Quizá luego se pueda legalizar para otros fines, como el recreativo, y ello abriría varios canales de información, como el desarrollo de nuevas investigaciones académicas en torno a esta planta, sus efectos y bondades, así como realizar estudios y proyecciones de diversa índole, como para saber la proyección en el número de consumidores de cannabis, así como sus varias implicaciones. Sin duda es un tema que debemos abordar desde varias perspectivas y, poco a poco, crear las bases sociales y culturales responsables para recibir este suceso.

Escritor, historiador e internacionalista
[email protected]
@NielsRosasV (twitter)

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top