Rocío Ruiz - Entre las sábanas

Contraté a un detective para espiarlo – Rocío Ruiz

Como cada semana, sigo respondiendo tus dudas e inquietudes para apoyarte como psicoterapeuta y sexóloga.

Pregunta:

Hola buenas tardes. Soy Alejandra, 27 años. Mi esposo me abandono porque descubrió que contrate a un detective privado para espiarlo.

Te cuento nuestra historia: hace tres años mi esposo y yo nos hicimos novios, él era el chico más popular cuando estudiamos la licenciatura, es alto, guapo, inteligente, rubio, todas las mujeres lo seguían, querían conquistarlo. Yo estudiaba en la misma facultad, pero otra carrera, estaba enamoradísima de él pero no tenía ninguna posibilidad, no era bonita, ni brillante, era X. Un día me quede de ver con una amiga en una parada del camión y él estaba ahí, sentí que se me caían los calzones, comenzó a llover muy fuerte y mi amiga no llegaba, tampoco llegaba su autobús, estábamos solos en medio de la lluvia, entonces lo aborde, le dije que yo ya lo había visto y se río, comenzamos a platicar y luego me dio su teléfono, yo no lo podía creer, todo el día sentí que flotaba, no me importó que mi amiga no llegara, ni que el autobús en el que él subió me bañara de pies a cabeza.

Para mi suerte nos hicimos novios seis meses después, fui la mujer más feliz del mundo, seguimos nuestra relación y nos casamos hace un año. Cuando me casé, no podía con la felicidad, tenía lo que tanto quería.

Mi esposo se cambió de empleo hace 10 meses y aunque le pagan mejor está mucho más lejos, yo ya había ido a su trabajo y tomado el tiempo que se hacía de su trabajo a la casa, con mucho tráfico hacía alrededor de una hora, apenas una semana después de comenzar a trabajar ahí, mi esposo comenzó a llegar una hora y media más tarde, al mes ya hacia 2 horas, eso me empezó a llamar la atención, yo le preguntaba y me decía que salía tarde y que tenía mucho trabajo. Lo veía lejano conmigo y comencé a desconfiar de él. Un día se lo platique a mi mejor amiga y me dijo que me quitara de dudas y que mandara alguien a seguirlo. le hice caso para mi desgracia. Los resultados fueron devastadores, el investigador me llamo un día y me dijo que mi esposo lo había descubierto y le pidió las fotos. Cuando él llego a la casa inmediatamente me pidió el divorcio, me dijo que si desconfiaba de él no podíamos seguir una vida juntos.

Tengo depresión, el no entiende que lo hice por amor. Mi esposo cambio su número telefónico y me mando el acta de divorcio, yo no lo quiero perder, ¿qué puedo hacer? Por cierto, las fotos eran de él con su mamá, resulta que para evitar tanto tráfico que se hacía en esa zona cuando salía, la invitaba a tomar un café.

Respuesta:

Alejandra, muchas gracias por tu confianza. Comprendo perfectamente cómo te sientes en este momento; perder el objeto de amor es devastador y le digo objeto porque desde el principio así lo viste como un trofeo, algo demasiado valioso que no merecías.

Desde que lo conociste lo percibiste como algo superior y tú nunca estuviste a su altura, ni eras bonita ni inteligente eras X, tu solita te devaluaste, tal vez pensaste inconscientemente que no podrías con algo tan perfecto, no lo soportaste.

Lo primero que tienes que hacer es ir a terapia psicológica, es muy importante que trabajes tus inseguridades profundas, podrías no ser la más bella, ni la más inteligente pero él te eligió a ti y esa era la verdad, seguramente tus valores, tu forma de ser, todo lo que representabas para él era importante y no te valoraste.

Los celos son una enfermedad y para nada significan amor, significan falta de amor, pero propio. Significa incertidumbre y tú no la toleraste. Cualquier relación mantiene cierta incertidumbre, como te diste cuenta, no puedes buscar exhaustivamente en su ropa manchas de labial, tampoco buscar en su teléfono o computadora rastros de infidelidad y menos mandar a alguien a espiarlo.

La única forma de que tu esposo te vuelva a mirar, es trabajar con el amor hacia ti misma, valorarte, aceptarte, reencontrarte.

Por otra parte por lo que me cuentas, tu esposo también tuvo parte de responsabilidad, ya que no te dijo lo que realmente pasaba. ¿Había falta de comunicación? ¿Qué tanta confianza se tenían?

La responsabilidad en una pareja es de ambos, los dos hicieron algo mal, ahora sólo te corresponde arreglar tus errores y esperar a que él se acerque para el diálogo. Es importante que si logran conciliar algo, lleven terapia de pareja, independientemente de la terapia individual que tú debes tomar. Será maravilloso que tu esposo pueda ver las cosas que le enamoraron de ti, más otras que puedas sumar para nacer en una nueva relación.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top