Ivonne Olascoaga - Expresiones

A falta de líder y equipo, comunicación social – Ivonne Olascoaga

Esta semana fue de muchos señalamientos para la administración actual del municipio de Querétaro, y es que resulta que en los primeros seis meses de esta administración —del 1 de octubre 2018 al 31 de marzo 2019—, se han gastado 50 millones de pesos (en números cerrados) para publicitar las acciones del gobierno en distintos medios de comunicación.

Si lo comparamos con la administración anterior resulta que el gasto es superior, pues en 9 meses, la anterior administración erogó un estimado de 51 millones de pesos (en números cerrados). Aún recuerdo aquella sesión de cabildo donde señalé lo siguiente:

Derivado de un análisis del programa de adquisiciones 2019, en el renglón de comunicación social se observó que éste nos costaba a los queretanos $44 mdp, pero no era claro ni específico a lo que se dedicaban.

Una parte del presupuesto se destina a difusión y otra a servicios de creación de contenido. Lo que pudiera significar que esa coordinación es un departamento de contratos o algo similar. El costo de la coordinación de comunicación social es, sin duda, elevado, por lo que consideré que debería reducirse y, quizá, esas funciones puedan absorberse a una secretaría u otra coordinación.

Cuando se habló del presupuesto de egresos señalé que en el año 2017, el municipio de Querétaro ejerció $5,483 mdp, de los cuales $2,885 mdp fueron aprobados y $2,166 mdp se obtuvieron de ingresos excedentes, lo que implica en promedio un ingreso y un gasto superior en más del 60%.

Este comportamiento se observó en los tres años anteriores y uno de los rubros donde se ejerció más dinero del presupuestado fue en comunicación social, el cual aumento el triple, por lo que supuse que la administración municipal actual tendría un comportamiento financiero similar; así pues una cosa es lo que se aprueba en el presupuesto y otra lo que efectivamente se ejerce luego de los ingresos “excedentes”; es decir, son ingresos que no son presupuestados y entran a las arcas municipales.

En otras palabras, por un lado existen ingresos que no fueron presupuestados y que son ingresados al municipio capitalino, y por otro lado se documentan los gastos de comunicación social que al compararlos con los gastos de la administración anterior, se evidencia un incremento en el gasto para este rubro.

No me sorprende que le apuesten a la publicidad cuando se tienen el ejemplo de EPN, quien llegó a la presidencia como resultado de una inversión en medios de comunicación.

Lo que me sorprende es visitar colonias y fraccionamientos faltos de servicios públicos eficientes y eficaces, dando por respuesta al ciudadano, que no hay presupuesto, que ingrese su petición al próximo presupuesto de obra anual. A sabiendas de que se está teniendo un ingreso no contemplado y bien se puede ocupar en eso.

Me queda claro que se debe comunicar lo que se está haciendo… pero triplicar lo presupuestado en comunicación cuando se tienen carencias en los servicios, no considero que sea la mejor decisión.

Cuando se es gobierno el trabajo es su carta de presentación y es publicidad por sí misma, no hay mejor publicad que la que se da de boca en boca, haciendo lo que corresponde como servidores públicos encargados de sus respectivas secretarías bajo el mando de un líder que vela por sus gobernados.

No sé si falta un líder o el equipo del líder no es eficiente ni eficaz, pues esa sería la razón por la cual se incremente el gasto en comunicación social.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top