Dr. J. Antonio Meré - Secretos del Bisturí

Aumento mamario con implantes – Dr. J. Antonio Meré

Los implantes mamarios son utilizados en cirugía estética para el aumento de senos. Los implantes mamarios están hechos de una envoltura de silicona con un relleno que puede variar. Este es de dos tipos: gel de silicona que es el más utilizado y recomendado por ser de mayor duración. La ventaja del gel es que dará un aspecto natural a simple vista y al tacto. Solución salina: es la menos recomendada debido a no ser muy duraderas, pues usan un suero fisiológico compuesto de agua y sal.

Los implantes pueden ser: lisos: al no tener pliegues rugosos es más difícil que las bacterias aniden y hay menos probabilidades de contraer seroma; también son más blandas al tacto. O texturizados: la superficie texturizada permite que se adhiera mejor a los tejidos.

Según la anatomía y gusto del paciente se encuentran dos tipos de formas en la prótesis: redondo: son de los implantes más usados, aunque actualmente muchas pacientes se inclinan hacia los implantes anatómicos, los cuales están hechos especialmente para mujeres de complexión delgada con un pecho muy pequeño. El precio de éste es superior a los demás.

¿Colocación del implante?

Los implantes mamarios se pueden colocar de forma subglandular: es decir, debajo de la glándula mamaria con una recuperación más rápida, sin embargo puede verse la forma del implante. La otra forma es la colocación submuscular que como su nombre lo indica se coloca debajo del músculo pectoral mayor, dando una apariencia más natural y estética. Finalmente una tercera es la de plano dual; en esta forma dos tercios superiores del implante van debajo del músculo y el tercio inferior va sólo debajo de la glándula mamaria.

¿Cómo es la recuperación?

El paciente debe guardar reposo durante dos semanas, al terminar la operación algunas veces se tendrá que estar dos o tres días con un tubo de drenaje en las mamas. En el momento que pase la anestesia, el paciente podrá caminar e ir al baño sin problemas, se le colocará un brassier quirúrgico para mantener el implante en su lugar. También se puede recomendar hacer masajes en la mama empezando cinco días después de la cirugía, éstos ayudan a reducir el endurecimiento de la cápsula que rodea el implante.

Las cicatrices de la incisión estarán firmes y rosadas durante unas seis semanas. Reducir las posibilidades de que las cicatrices sean más notorias, es sencillo, basta con seguir al pie de la letra las instrucciones del cirujano para que la recuperación sea más rápida.

El resultado final de tu aumento mamario estará listo a los tres o seis meses posteriores a tu cirugía.

¿Cuáles son los riesgos de la mamoplastía?

Los riesgos pueden presentarse por la anestesia aplicada o la misma cirugía. En aspectos generales son: reacción a los medicamentos, sangrado, coágulos sanguíneos, rechazo del implante, dehiscencia de herida o infección.

Para estos síntomas el especialista puede sugerir la colocación de compresas de hielo en el área manteniendo la cabeza elevada, o medicación. En casos extremos algunos pacientes han presentado las siguientes afecciones al culminar la cirugía de los senos: pérdida o aumento de la sensibilidad en la zona del pezón, cicatrices hipertróficas o queloides, posición desigual de los pezones, ondulación visible del implante, necesidad de más cirugía de mamas.

En este tipo de intervenciones quirúrgicas, como es la de los implantes mamarios, el dolor de senos, esternón, costillas y un cambio de temperatura son normales. Sin embargo, ante cualquier incomodidad se debe buscar la opinión de un experto.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top