Nacionales

Servando Gómez, ‘la Tuta’, es sentenciado a 55 años de cárcel por secuestro

La Fiscalía General del Estado de Michoacán informó que obtuvo sentencia de 55 años de prisión contra Servando Góméz Martínez, la Tuta o el Profe, fundador del cártel de ‘Los Caballeros Templarios’.

Las autoridades lograron acreditar «su plena responsabilidad en el secuestro de un empresario en agosto de 2011, en la ciudad de Uruapan».

El 27 de febrero de 2015, fuerzas federales capturaron a Servando Gómez en una colonia de la ciudad de Morelia, acusado del delito de delincuencia organizada. La Tuta fue considerado uno de los delincuente más buscado en el país, e incluso logró filtrarse a las más altas esferas del poder en Michoacán.

El gobernador interino, Jesús Reyna García, fue detenido por sus presuntos vínculos con el Profe, pero después de cuatros años en la cárcel fue dejado en libertad.

En julio de 2014, se dio a conocer un video de una conversación entre el dirigente de ‘Los Caballeros Templarios’ y Rodrigo Vallejo Mora, hijo menor del exgobernador de Michoacán, Fausto Vallejo Figueroa.

Servando Gómez nació en Arteaga, Michoacán, fue el último líder del grupo delictivo conocido como Caballeros Templarios.

‘El Profe’, se encuentra recluido en el penal del Altiplano por delincuencia organizada y ahora también se le sumará la sentencia por secuestro de un empresario en Uruapan.

PERFIL DE LA TUTA

Servando Gómez Martínez nació en Arteaga el 6 de febrero de 1966. Se graduó en la escuela normal rural de Arteaga, donde obtuvo una plaza de maestro en 1985.

Una vez que El Profe dejó la aulas se dedicó a la delincuencia organizada, donde se inició desde los centros de ayuda para personas con problemas de adicción a las drogas, a los que, una vez identificadas sus familias, les cobraba ciertas cantidades para que éstos gozaran de su “protección”.

Así, con el paso del tiempo empezó a vender drogas, diversificando después sus actividades criminales y, sin dejar el tráfico de los estupefacientes, entró al negocio de la piratería, el contrabando y hasta el secuestro, actividades que le redituaron enormes ganancias.

Una característica en su accionar delictivo, es que grababa en video a las personas con las que sostenía acuerdos. Posteriormente, varias imágenes salieron a la luz pública, lo que le costó ir a la cárcel al gobernador Jesús Reyna García y a varios presidentes municipales del PRI, PRD y PAN.

La Tuta también fue mando importante del grupo delictivo denominado La Familia Michoacana, sólo por debajo de Nazario Moreno González, El Chayo, y de José de Jesús Méndez Vargas, El Chango Méndez.

En marzo del 2011, cuando se da a conocer la ruptura de la Familia Michoacana, Servando Gómez pasa a liderar, junto con Enrique Plancarte, El Kike, el naciente cartel Los Caballeros Templarios, de Michoacán.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top