Betsabé Guzmán - Visión de mujer

Sheinbaum: la suerte no ha estado de su lado – Betsabé Guzmán

La suerte no le ha favorecido a Claudia Sheinbaum Pardo, jefa de Gobierno de la CDMX. El secuestro y luego asesinato del joven Norberto Ronquillo fueron la cereza del pastel para que saliera a flote el grave problema de inseguridad que viven los capitalinos.

En el punto más alto de la crisis, Claudia Sheinbaum no dudó en viajar a Tijuana, Baja California, en donde asistió al Acto de Unidad en Defensa de la Dignidad de México y en favor de la Amistad con el pueblo de Estados Unidos, cuando la ciudadanía esperaba que su líder se quedara.

Si algo nos caracteriza como mujeres es la sensibilidad y creo que a la Jefa de Gobierno se le olvidó porque nada hubiera pasado si se prescindía de su presencia. Es más, si tan importante era esa reunión con un representante bastaba.

Sheinbaum tiene toda la intención de hacer un buen gobierno, tan es así que antes de su toma de posesión como Jefa de Gobierno, presentó el plan seguridad que denominó “Estrategia para una Ciudad de México Segura y en Paz”, el cual consta de 15 ejes y donde se destacó la evaluación permanente de los policías.

Durante el anuncio del plan –a mediados de noviembre de 2018– se comprometió a tomar el control de la gobernabilidad y seguridad en la ciudad, de la cual dijo estaba perdida por lo que “le correspondía coordinarla, encabezarla desde la Jefatura de Gobierno”.

Pero Claudia Sheinbaum constató que la tarea no está fácil; como dice el dicho: no es lo mismo ver al toro desde la barrera.

Me parece que en lugar de hacer frente a la situación de inseguridad que se vive en la CDMX, lo evade o culpa a otros, tal como lo hace el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Ante las fuertes críticas, el Presidente salió en su defensa durante la entrega de apoyos de Programas Integrales de Bienestar. Le organizó una porra en la que todos los asistentes corearon: “¡no estás sola, no estás sola, no estás sola!”.

Hasta le levantó la mano. Y no es la primera vez que el presidente López Obrador tiene ese gesto con ella. Pues cabe recordar que en la presentación del Proyecto Alternativo de Nación 2018-2024 también lo hizo. En aquel momento estaba fresco el tema de la muy cuestionada encuesta en donde Claudia Sheinbaum salió favorecida para ser la candidata a la Jefatura de Gobierno.

Entiendo que su deseo es hacer las cosas de manera diferente, pero no veo cómo, porque dos de sus colaboradores, claves en el tema de la seguridad, carecen del conocimiento y la experiencia para manejarlo.

La procuradora General de Justicia de la CDMX, Ernestina Godoy Ramos, es en quien ha recaído la responsabilidad de la seguridad, pues salió a dar la cara y las declaraciones en el asunto del joven Norberto. Y el que no ha dicho ni “pío”, es el secretario de Seguridad Ciudadana, Jesús Orta Martínez.

Orta Martínez es licenciado en Economía por el Instituto Tecnológico de Monterrey, cuenta con una maestría en Administración de Empresas, fue oficial mayor en el Gobierno de Marcelo Ebrard y ocupó la secretaría general de la Policía Federal bajo el mando de Manuel Mondragón y Kalb. Entonces, ¿cuál es la relación de tan espectacular currículum con el cargo que ahora ejerce?

Por su parte, con Claudia Sheinbaum ha quedado claro que no es lo mismo ser secretaria de Medio Ambiente o jefa delegacional en Tlalpan, que encabezar el gobierno de una de las ciudades más pobladas del mundo.

El tiempo vuela, sobre todo en la Administración Pública. Espero que la Jefa de Gobierno de un golpe de timón para que en la medida de lo posible haga un replanteamiento de su política de seguridad, tema en el que hay más apremio. Rehuir a los problemas o buscar el cobijo del Presidente, en nada le ayudarán.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top