Niels Rosas Valdez - Procesos del Poder

Según AMLO, ¿dónde queda la autonomía de los estados? – Niels Rosas Valdez

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) acudió el domingo pasado al ayuntamiento de Gómez Palacio, Durango, para entregar programas de bienestar. En esta ceremonia ofreció un discurso que fue apoyado y ovacionado por el público ahí presente, a quien no dudó en preguntar si efectivamente deseaba la continuación del proyecto de metrobús en el municipio llevado a cabo por la administración de José Rosas Aispuro, gobernador del estado. En un lapso muy corto de tiempo, el mandatario organizó una «consulta» en la que los ciudadanos optaron por desaprobar este proyecto de metrobús; acto seguido, el Ejecutivo nacional anunció su cancelación. ¿Qué implicaciones tiene esta acción y decisión de AMLO?

En medio de un público claramente a favor de él, AMLO dio un discurso que seguía la misma tónica que nos tiene ya acostumbrados, mencionando la relevancia de la ciudadanía en las decisiones políticas. Sin embargo, otros no tuvieron la misma suerte. Entre los distinguidos asistentes al evento se encontraba el gobernador del estado, militante del Partido Acción Nacional quien, entre abucheos, ofreció también un discurso, pero a medida que pasaban los segundos y emanaban las palabras, éste se convirtió en un reproche hacia el público quien no dejaba de atacarlo. ¿Se trataban de paleros traídos por Morena o de ciudadanos sin afiliación política alguna que sólo expresaban su descontento?

Probablemente sea lo primero, es decir, en varias ocasiones hemos visto que cuando AMLO asiste a un estado con el gobernador presente en determinada ceremonia, el público presente vitorea al mandatario y abuchea al gobernador. Desde luego que estas formas sucias de hacer política son prácticas realizadas por varios partidos políticos y varios presidentes desde antes de que se hiciera en Morena. No es algo nuevo que presenta este llamado movimiento, no obstante, lo que sí es nuevo es esta serie de «consultas» que se hace hacia la ciudadanía, cosa que no necesariamente es legítimo. ¿Por qué?

Primero que nada, esta cancelación así como así de AMLO hacia el proyecto desarrollado por la administración encabezada por José Rosas representa un agravio hacia la autonomía y las facultades del gobierno de Durango. En primer lugar se interviene en los asuntos de un estado soberano, y en segundo lugar se hace de una forma muy caricaturesca. Es decir, es bueno que comience a integrar a la ciudadanía en un proceso en el que ella pueda participar y decidir con mayor importancia y frecuencia en la agenda política de México, como lo es este proyecto del microbús. Sin embargo, la forma en la que desarrolló esta consulta no fue la apropiada, pues las personas que acudieron a la ceremonia de entrega de programas de beneficio y a quienes se les preguntó la consulta, fueron precisamente a recibir los programas y no para atender una encuesta que determinaría el futuro de un proyecto grande como el mencionado. Y además, ¿cómo puede ser posible tomar una decisión, como la de cancelar tal proyecto de movilidad, con base en lo que un puñado de ciudadanos, y no una totalidad, opine? Supongamos que asistieron mil personas al evento; aunque fuera unánime la votación hacia la cancelación del proyecto, esos votos son sólo una porción mínima del total de posibles votantes a quienes, por el hecho de ser ciudadanos se les debe de consultar y no privar su derecho de voto, como fue el caso.

Las consultas, que han sido cada vez más usadas por AMLO, son un ejercicio democrático de participación ciudadana muy interesante y que puede favorecer al clima político de nuestra sociedad, originando y ampliando eventualmente el paso de la participación del pueblo en la agenda política, a medida que sea posible desde luego, pues hay ciertos temas -por ejemplo de Seguridad Nacional- que no necesariamente se le pueda consultar por cuestiones de falta de conocimientos, secreto gubernamental, u otras cosas relevantes. Lo que hizo AMLO no fue una consulta, fue una decisión unilateral realizada por capricho.

Escritor, historiador e internacionalista
[email protected]
@NielsRosasV (twitter)

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top