Mundo

Una mujer denuncia por estafa a 10 dentistas que le «destrozaron la boca»

Una ciudadana española ha denunciado a diez dentistas por estafa después de haberse sometido a un desastroso tratamiento de implantes dentales durante seis años. De acuerdo con la víctima, los médicos le «destrozaron la boca» por su imprudencia y falta de profesionalismo, además de provocarle serios percances de salud.

De acuerdo con medios locales, la paciente acudió en 2010 a la clínica Adelas Dental de la ciudad de Cádiz (Andalucía) con el ánimo de iniciar el proceso de colocación de prótesis dentales. Sin embargo, todo el procedimiento estuvo acompañado de numerosas correcciones y reparaciones: varios implantes se deterioraron y partieron, algunos se despegaron y otros se infectaron.

Esta situación la obligó a someterse a complicados procesos para desmontar las prótesis y recolocarlas, con lo cual también sufrió lesiones en la cavidad bucal. «Las continuas roturas de las coronas se producían siempre en los mismo dientes. A veces estos arreglos duraban menos de una hora y otras, dos o tres días. En raras ocasiones, 30 o 35 días», detalla la demandante.

«Calvario»

En 2016, y luego de aquel «calvario» en el que no solo fue atendida por decenas de dentistas diferentes en más de 80 visitas, sino después de haber abonado 12.000 euros (unos 13.000 dólares), Adelas Dental decidió no hacerse cargo de más reparaciones. La clínica aseguró que ya se había cumplido el periodo de garantía y que, por tanto, la paciente debía asumir los gastos sucesivos.

La mujer decidió entablar una denuncia ante el Colegio de Dentistas de Cádiz, el cual consideró que el daño causado había sido producto de un tratamiento «no planificado correctamente», que se había «dilatado en el tiempo injustificadamente y sin proporcionar los objetivos funcionales y estéticos» esperados.

Asimismo, y tras un intento fallido por llegar a un acuerdo con el establecimiento médico, la española presentó este jueves una querella con la que se ha iniciado un proceso judicial.

Costosas consecuencias

La denunciante fue examinada por un perito particular y otro requerido por el juez instructor. Los expertos concluyeron que los trabajos dentales fueron deficientes y realizados sin técnica ni cuidado. Como consecuencia, la paciente presenta candidiasis crónica, lesiones en la cavidad oral y ansiedad.

Actualmente, la damnificada está recibiendo un nuevo tratamiento que se espera sea definitivo y efectivo. No obstante, se calcula que podría tener un costo superior a los 51.000 euros (57.000 dólares ) y prolongarse dos años más.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top