María Alemán - Punto y Coma

Democracia, austeridad y retroceso – María Alemán

El martes 11 de junio dieron inicio los foros para la Reforma Electoral y del Estado en la Cámara de Diputados, sin embargo las propuestas empezaron desde septiembre del año pasado, es decir; desde el primer mes de actividades de la legislatura en turno, el grupo mayoritario se ha mostrado impaciente, especialmente si se trata de reformas en materia electoral y mecanismos de participación ciudadana como la revocación de mandato y la consulta popular.

Lo he venido comentando en otros espacios; Morena ha encontrado el pretexto perfecto para hundir todo lo que no esté en sintonía con sus intereses: el “combate a la corrupción” y la “austeridad republicana”, son los estandartes favoritos y por ende; sobrexplotados de la 4T, sin embargo, son el pretexto para la imposición y en este caso, la excusa que da vida a la ocurrencia y también a la improvisación.

En más de una ocasión se han puesto sobre la mesa propuestas que se alejan en gran medida de las necesidades que exigen el contexto actual de nuestro país, por tal motivo el Presidente ha expresado su rechazo a dichas propuestas, argumentando que “no es lo que México requiere en estos momentos”, la reforma electoral no es prioridad en la agenda del Presidente, o al menos no en este momento.

Hasta el momento hay tres propuestas que ya se han sometido a discusión desde el pasado 11 de julio, una de ellas propone la desaparición de los Tribunales Electorales Locales, la segunda y con la que en lo personal encuentro coincidencias y además, desde mi punto de vista es la más viable, tiene que ver con reducir al 50% el presupuesto que se destina a partidos políticos, es una iniciativa que impulsé en lo local en la 58 legislatura de nuestro estado, de concretarse en el escenario federal, representaría un paso adelante, sin duda obligaría a todos los representantes a regresar al origen, no más “vienen, piden el voto y no regresan” la primera y más importante obligación de toda persona que detente un cargo público es: saber escuchar, y si se trata de un cargo de elección popular el compromiso es aún mayor, reducir al 50% el dinero destinado a partidos políticos daría una sacudida a las estructuras clientelares (tan arraigadas en nuestro sistema democrático) todo aquel o aquella que pretenda un cargo de elección popular necesariamente tendría que trabajar permanentemente a suela y saliva.

Por otra parte, la primera propuesta que se puso sobre la mesa en septiembre del año pasado es la más controvertida, sobre todo por el origen, esta, a grandes rasgos propone:

Reducir o desaparecer los Órganos Públicos Locales Electorales (Oples) y sustituirlos por consejos locales del INE nombrados desde la Cámara de Diputados, fusionar áreas del INE, reducir o incluso desaparecer el Consejo General del INE, reducir el número de Diputados y Senadores a través de la eliminación de la representación proporcional. Todo lo anterior en aras de la “austeridad” pero con argumentos tan reduccionistas como maquinales, el primero tiene que ver con el costo relativamente alto de nuestro sistema democrático, representa el 1% de nuestro producto interno bruto, que comparado con la corrupción y la impunidad (aquella que terminaría el 1 de Diciembre pasado) esta nos cuesta alrededor del 10% del PIB.

Otro de los argumentos que sostienen dichas propuestas, tiene que ver con las elecciones extraordinarias que se llevaron a cabo en Colima y Puebla -“Si el INE pudo organizar en su totalidad las elecciones en estos estados, también lo puede hacer en las otras 30 entidades federativas” ¿será? ¿actualmente tiene el INE la capacidad operativa y los recursos humanos necesarios para llevar a cabo esta operación? ahora ¿consejos locales del INE nombrados desde la Cámara de Diputados? hacer esto representaría un retroceso de por lo menos 30 años y si en algo se ha avanzado de manera consistente y permanente es, y lo digo sin temor a equivocarme; en el fortalecimiento de nuestro sistema democrático y cualquier propuesta que pretenda hacer cambios importantes en esta materia deberá ser pensada y ejecutada con el debido cuidado, porque de regresiones los ciudadanos ya estamos hartos.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias

To Top