Filiberto López Díaz - Mundo Laboral y modernidad

Mundo Laboral y Modernidad (IX) – Filiberto López Díaz

El miércoles 19 de junio nos desayunamos con la noticia de La Jornada: “Aprueba el Senado promover y regular el ‘teletrabajo'” y vaya que todo corre sin pauta alguna en estos maravillosos y resbaladizos pasillos del Derecho del Trabajo. Aunado a lo anterior, te llega el libro reciente de Andrés Oppenhaimer “¡Sálvese quien pueda!”; El futuro del trabajo en la era de la automatización.

Andrés ya te había obsequiado otro de sus libros (2010) sobre aproximaciones al tema: “¡Basta de historias!”. El autor considera: “Este libro sale a la luz en momentos en que buena parte de Latinoamérica está festejando el bicentenario de su independencia. La obsesión con el pasado es un fenómeno característico de la región. Curiosamente, no ocurre lo mismo en China, India y otros países asiáticos y de Europa del Este a pesar de que muchos de ellos tienen historias milenarias. Vale la pena entonces hacernos una serie de preguntas tan pertinentes como políticamente incorrectas: ¿es saludable esta obsesión con la historia? ¿Nos ayuda a prepararnos para el futuro? ¿O, por el contrario, nos distrae de la tarea cada vez más urgente de prepararnos para competir mejor en la economía del conocimiento del siglo XXI?”

Su obra más reciente, es a juicio de quien esto escribe, algo estremecedora, quizá por su negatividad o tal vez, porque escribe la verdad. “El 47% de los empleos será reemplazado por robots o computadoras inteligentes. ¿Quién está preparado?”.

Sobre este libro nos informa El Diario Judío México–“El bicentenario de la independencia de varios países latinoamericanos ha desatado una oleada de necrofilia: varias naciones están literalmente desenterrando los restos de sus próceres de la independencia en medio de una creciente obsesión con el pasado. ¿Se trata de una manera saludable de promover el orgullo y la unidad nacional? ¿O esta obsesión con la historia –que se manifiesta en todos los órdenes, desde los últimos best-sellers hasta los debates en los programas periodísticos de televisión– es algo que está distrayendo a los países de la urgente tarea de concentrarse en el futuro, para hacerse más competitivos y reducir la pobreza?” y por supuesto suscribimos el informe de El Diario Judío México. Para sustentar esta afirmación, basta hojear los diarios impresos en este Querétaro nuestro, terco en abandonar su historia, olvidando dos cosas. La primera es que el tren de la modernidad nos está dejando de lado; es decir, no somos contemporáneos de gran parte de la humanidad. Insisten en su pasado, sus biografías de la mal nombrada Corregidora Josefa Ortiz de Domínguez cargo o puesto público, pues El Corregidor era su esposo, pasando por los “Valores del Magisterio Queretano” en donde a petición de no recuerdo quién, pero no me podía negar, colaboré en el citado libro (Págs. 522 a 529) publicado por el Gobierno del Estado de Querétaro en 1998.

La segunda es que el pueblo creció, ha cambiado, desarrollado desmesuradamente y nunca ha sido protagonista de la historia, sino escenario de la misma. El fusilamiento de Maximiliano, aquí surgió la Constitución de 1917, se fundó lo que ahora el un PRI más que moribundo y otras cuestiones que no vale la pena resaltar. Pero como dicen en Colombia ¡espera!” la cosa no termina aquí. Ha visto la luz pública otro libro: “No hemos entendido nada” de Diego Salazar en donde se pregunta: ¿Qué ocurre cuando dejamos el futuro de la prensa a merced de un algoritmo? Y en la contraportada leemos en parte alguna: “Diego Salazar aplicando una metodología rigurosa propia del periodismo clásico, pero echando mano de herramientas y recursos digitales, invita a navegar con cautela y lucidez en ese océano algorítmico para no caer en las redes de la propaganda, la posverdad y las noticias falsas. Y, también, a entender que el periodismo no está condenado a desaparecer, sino a adaptarse”. ¿Quieres una prueba de lo anterior? Estas líneas las estás leyendo Enlalupa.com, digital obvio. Sin embargo, vale aclarar algo. No me considero periodista, lo mío es el Derecho del Trabajo, la literatura y la política, la real politik, no la grilla barata; empero lo anterior me lleva a cuestionar ¿La prensa escrita va a desaparecer? ¿Y qué con los libros impresos? Temas tan discutidos, como desgastados para al fin contestar con un sí definitivo y contundente. Pero ¡espera! La cosa tampoco termina aquí y retorno a mis terrenos. ¿Cuántos trabajadores se quedarán sin empleo?; es decir, qué destino espera a quienes han dejado la mayor parte de sus vidas en las rotativas, ¿a quienes “formatean” a los “moneros” y, por supuesto, a los repartidores de los medios impresos?

En la página www.reporteroindustrial, (2017) leemos: “Robotlución: impacto de la automatización en el empleo y la productividad. Según esta reciente publicación del BID, México y Brasil lideran en la región la incorporación de robots: entre 1 y 2 robots por cada mil obreros. ¿La robotización destruirá, desplazará o creará nuevos empleos sustentables? ¿Puede el cambio tecnológico contribuir a disminuir la inequidad en la región? Esta son algunas de las preguntas que responden los 40 expertos internacionales que participaron en la elaboración de “Robotlución. El futuro del trabajo en la integración 4.0 de América Latina”. Una publicación que analiza el fenómeno de la automatización del empleo y su impacto en la matriz productiva y exportadora de la región. La presentación del informe estuvo a cargo de Gustavo Beliz, director del Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (INTAL) del Sector de Integración y Comercio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), quien destacó la necesidad de impulsar un nuevo “contrato social tecnológico” en la región para aprovechar las oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías”.

Mientras tanto en algunas regiones de México y en Querétaro, las carreras de contadores, licenciados en derecho, administradores de empresa y otras similares, siguen siendo las más demandadas, y… “¡Basta de historias!, libro de Andrés Oppenheimer, encuentra que los políticos más iluminados de todo el mundo han llegado a la misma conclusión: la clave de la reducción de la pobreza no era la economía, sino la EDUCACIÓN. Finlandia, Singapur, India, China e Israel, son presentados como ejemplo de países que han logrado mejorar sus niveles educativos y reducir dramáticamente la pobreza. De América Latina se describen las iniciativas y esfuerzos de Chile, Brasil, Argentina, Uruguay y Perú para ofrecer una educación de mejor calidad que genere conocimientos y habilidades para competir en el mundo global. Las conclusiones del estudio de Harvard encomendado por el Foro Económico Mundial, ante la incógnita de por qué México al igual que otros países que han hecho la tarea y estaban siguiendo políticas económicas responsables no crecen, son reveladoras. Después de dos años de investigaciones resumidas en un informe final titulado “Informe de Competitividad de México 2009” se confirmó que “Hay fuertes evidencias de que el crecimiento económico de México no está limitado por el acceso al crédito, ni por la inestabilidad macroeconómica, ni por la inestabilidad política, ni por impuestos demasiado altos o variables, ni por rigideces en el mercado laboral, ni por la falta de coordinación en el descubrimiento de nuevas actividades productivas. La mayor limitación al crecimiento de México es la baja calidad de su oferta educativa.

”¡Basta de historias! es una invitación para mirar hacia delante y olvidar la obsesión con la historia de nuestros países latinoamericanos para justificar acciones políticas, para salir al mundo, para no dejar ningún niño o niña atrás en las aulas e insertarse en la economía del conocimiento. A través de una descripción de prácticas exitosas en los países con los mejores sistemas educativos en el mundo, seleccionados por el autor, se puede comprobar las transformaciones que ocurren cuando una sociedad decide mejorar la calidad educativa. Y termino de momento como dicen los argentinos: Con un rotundo ¡Ché!,¿qué sé yo?(Continuará).

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias

To Top