Juan José Arreola - Código Político

Reproducción de estereotipos – Juan José Arreola

Apenas este lunes decidí ver por la televisión el partido entre los equipos femeniles de Monterrey y Querétaro que era narrado por Marion Reimers, una conductora de programas televisivos que mucho sabe sobre el mundo de los deportes.

Me llamó la atención porque la única diferencia que percibí entre sus comentarios y los que realizan cualquiera de los conductores hombres, es que los hacía una mujer. Más aún, me quedó la sensación de que Marion intentó, por todos los caminos posibles, imitar las expresiones, los comentarios, los gritos y la forma de celebrar los goles de los equipos, de sus compañeros hombres.

Infortunadamente, también he percibido (eso creo) que en parejas de personas del mismo sexo, alguno de ellos –por lo regular– asume el rol social de la mujer mientras que el otro (u otra) asume el del hombre.

Así, uno es el que toma la iniciativa de las decisiones y otro el que manifiesta posturas “tiernas”. Uno conduce al otro y ese otro muestra “fragilidad”.

El lunes 12 de agosto, unas 200 o 300 mujeres integrantes de grupos feministas, protestaron por la probable violación de una activista a manos de un cuarteto de policías de la Ciudad de México.

Sus acciones rompieron el umbral de la tolerancia al arremeter contra las instalaciones de la Fiscalía capitalina. Rompieron puertas, pintarrajearon paredes, agredieron al titular de la dependencia y a varios elementos de la policía.

La mayoría de ellas iban encapuchadas, al más puro estilo de los manifestantes anarquistas que hicieron época en el país, precisamente por ir con el rostro cubierto y causar destrozos a su paso.

Cubrirse la cara es, en el menos conflictivo de los casos, una medida para no ser identificado, cometer tropelías y quedar impunes.

Así, se reproducen roles sociales establecidos en nuestra comunidad sin que nadie llame a la reflexión. Sin que alguien emprenda un análisis y discusión sobre la contradicción en el que nuestra sociedad incurre al demandar igualdad y reproducir los roles generadores de esa desigualdad.

Un reto no superado

Mientras que los integrantes de los movimientos autoproclamados libertarios o igualitarios no realicen una reflexión profunda de los roles que están combatiendo y los que están reproduciendo, no se logrará superar los estereotipos que son inculcados desde la infancia.

Darío Cvencek, quien es investigador del Instituto de Ciencias del Cerebro y el Aprendizaje de la Universidad de Washington, ha trabajado por mucho tiempo en esta área de los roles sociales y su reproducción.
Ha escrito que “los niños prestan atención a los estereotipos presentes a su alrededor… si les enseñamos nuestros prejuicios, los niños desarrollarán esos mismos prejuicios”.

Eso es lo que está sucediendo con estos movimientos; están reproduciendo los roles y prejuicios que dicen combatir y, por consecuencia, no muestran avances reales en los motivos que se supone, conducen sus acciones.

Las luchas libertarias históricas nos han demostrado que para avanzar en la consecución de sus objetivos es fundamental romper con los estereotipos; dejar de ser grupos de presión para convertirse en movimientos propositivos, que encuentran soluciones a la problemática que plantean.

Círculo vicioso

Por eso es que a pesar de no quererlo, forman parte del mismo círculo en el que se encuentran los políticos corruptos: en una dinámica que en el discurso plantea cambios y revoluciones pero que sus acciones hacen todo lo contrario.

Un movimiento libertario, decía, rompe estereotipos, se conduce con fundamentos éticos, se plantea objetivos tangibles y de beneficio colectivo y, sobre todo, construye nuevos valores para acabar con los viejos comportamientos.

Mientras los “cambios” no se realicen con esta visión, sólo estarán fomentando la reproducción de los comportamientos y rutinas que reproducen la desigualdad y la discriminación que tanto se dice combatir.

Periodista
Lic. en Periodismo Digital
Twitter: @juanjosearreola

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias

To Top