Luis Octavio Vado - Paradojas

Enseñanza y aprendizaje – Luis Octavio Vado

Enseñar es compartir a la vez la certeza y la duda. O más exactamente aprender es conocer la certeza y la duda al mismo tiempo.

Si como profesor lo que puedo hacer es mostrar al grupo una serie de conocimientos y métodos, no puedo evitar que noten también las dudas.

Seguramente en clase notan la convicción que tengo sobre algunos temas y la vacilación que alcanza en otros, porque tal vez esté dejando de creer en ellas.

Swedenbarg habla de unos muebles que dejan de ser materia y se vuelven fantasmas y cabe pensar que este cambio no es súbito sino un proceso imperceptible al inicio. Así puede ser que suceda con las ideas, tal vez usted mismo ha observado que una convicción que tenía ha desaparecido sin saber en qué momento se perdió.

El pensamiento funciona de esa manera: cuestiona lo que se tiene por más probado, se duda, incluso sin querer, de aquello conocido, para arribar a una idea nueva.

La certeza nace de la duda y vuelve a ella.

Pocas verdades sujetas a la razón pueden tenerse por absolutamente inmutables, y cabe suponer que es útil aprender esta verdad referida a los asuntos humanos.

Y aprendida, debemos ponerlo en duda.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top