Rocío Ruiz - Entre las sábanas

Éramos como novios y hermanos – Rocío Ruíz

Como cada semana, sigo recibiendo tus dudas e inquietudes para apoyarte como psicoterapeuta y sexóloga. Mándame tus preguntas a [email protected]

Pregunta: Soy Nancy. Tengo 18 años, mi primer novio lo tuve a los doce y me enamore profundamente. Fuimos a la misma secundaria, en el mismo salón y desde que nos hicimos novios. Íbamos a todas partes juntos.

Hacíamos la tarea en mi casa todos los días y luego él se iba a su casa. Su mamá es enfermera, madre soltera y muy amiga de mi mamá, por este motivo le ayudaba cuidándolo. Mi mamá nos acompañaba a los museos, a las fiestas, a los paseos, en fin a todas partes. Los dos somos hijos únicos y creo que aparte de ser novios también nos veíamos como hermanos.

Nuestra relación siempre fue muy buena,  poco a poco nos fuimos enamorando y platicábamos de nuestros hijos y de tener relaciones sexuales, aunque al principio todo quedaba en fantasía, después comenzamos a tener fajes muy sabrosos y  a experimentar sensaciones muy ricas.

Mi mamá  se tuvo que ir a trabajar porque ya no alcanzaba para todos los gastos y en tercer grado de secundaria nos dejaron solos. En la escuela nos habían hablado mil veces de  anticonceptivos, teníamos condones que nos habían regalado, pero para nosotros todo fue inútil. No seguimos ninguna recomendación. Tuvimos varias veces relaciones sin protección y quede embarazada a los 15 años. Cuando les dije a mis papas del embarazo me dijeron que ellos respetarían mi decisión, cosa que me tranquilizo bastante, pero cuando mi novio se lo dijo a su mamá, dijo que ella no nos apoyaría y pidió su cambio de residencia del trabajo a Monterrey. Él me dijo que lo mejor era que abortara y yo también creí que era la solución. No quería que mis padres criaran a mi hijo. Entonces, en el día más triste de mi vida perdí un novio, un hermano y la ilusión de tener un hijo.

Fue algo muy doloroso, jamás pude volver a sentir nada por nadie durante años,  pude tener  novio pero no me lo permití, entonces por tres años creí que ya no me gustaban los hombres.

Hace quince días tocaron a mi puerta y era mi ex novio, volví a sentir lo mismo que hace tres años. Lloramos  por horas, él dice que se va a quedar a vivir aquí, mis papas no quieren que yo regrese con él y yo tengo mucho miedo de volver a sufrir. ¿Qué debo hacer? ¿Regreso o no con él?

Respuesta: Nancy, muchas gracias por tu confianza. Comprendo perfectamente tu estado de confusión. Cuando perdiste todas esas figuras afectivas entraste en un duelo que no resolviste, es por eso que no te gustaba ningún hombre. Como bien dijiste al mismo tiempo perdiste un hermano, un novio y hasta la idea de tener un hijo. Es muy normal que a esa edad nos enamoremos de esa forma tan avasalladora, pero en el enamoramiento normalmente hacemos cosas muy inconscientes que muchas veces nos llevan a tomar decisiones incorrectas. Yo no sé si hubiera sido correcto o incorrecto tener un hijo en ese momento para ustedes, eso solo era decisión de ambos y si ambos lo decidieron así pues fue lo mejor para ustedes. Eres una chica inteligente que pide apoyo y respuestas, sé que después de vivir un aborto, no volverías a vivir otro. Te recomiendo que si vas a retomar tu vida sexual, te acerques con tu ginecóloga para que te recomiende el método anticonceptivo que más te convenga.

En lo que respecta a la decisión de regresar con él, ustedes deben de resolverlo.

Creo que todavía sientes emociones por él y es importante que las tomes en cuenta. Realmente nadie sabe si va a seguir siendo lo mismo que cuando eran adolescentes o si va a ser algo mejor o peor para los dos.

Si le quieres dar una nueva oportunidad a esta relación, es válido, pero te recomiendo mucho consultar  un psicólogo o terapeuta sexual para sanar tus duelos y darte la oportunidad de experimentar otra nueva relación. Recuerda que ya pasaron 3 años y ambos cambiaron, tal vez te encuentres muchas sorpresas o tal vez desilusiones. Hazlo con la conciencia de que es otra persona y no el chico que se fue.

Feliz retorno y que todo salga muy bien. ¡Suerte!

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top