Arturo Maximiliano - Caleidoscopio

¿Quién presidirá a los diputados? – Arturo Maximiliano

Se había advertido, lo dijo a su estilo y sin darle muchas vueltas Porfirio Muñoz Ledo, “sufragio efectivo, sí reelección”, refiriéndose por supuesto a la Presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, donde el acuerdo de arranque fue otro, que el segundo periodo de sesiones lo presidiría un panista, pero no será así, no al menos hasta el 5 de septiembre, fecha en la que podría alcanzarse un acuerdo distinto. La presidencia de la mesa es una posición estratégica, dentro y fuera de San Lázaro, la cual podría conservar Morena, reteniendo con sus aliados el control de este importante órgano legislativo, que es la colegisladora en nuestro sistema bicamaral.

Si hubo quien pensó que Morena soltaría posiciones cuando los números le dan para retener, estaban en un error. El partido en el gobierno logró en 2018 una importante mayoría simple en la Cámara de Diputados, pero ésta no le permitía de arranque el control de la Mesa Directiva por los tres años, pero si de la cámara con sus aliados electorales, PT y PES, con los cuales pudo sumar 309 votos y con ello la mayoría absoluta con le permitía aprobar cualquier iniciativa de ley, salvo aquellas que la constitución o las leyes exigieran mayoría calificada para lo que sería indispensable contar con más diputados.

Al no tener previo a la instalación de la legislatura la mayoría calificada aún tuvo que negociar con el PAN la rotación de la Presidencia de la Mesa Directiva, pero las circunstancias cambiarían pronto. Morena y el gobierno federal siguieronen busca de los ansiados 334 diputados para tener la mayoría calificada, para lo que el partido mayoritariotuvo acercamientos políticos con dos grupos, el PRD, a quien no buscaba sumar como marca, sino quitarle diputados, lo cual logró, logrando atraer a 9, a lo que además sumaron a un nuevo asociado político, el Partido Verde, logrando finalmente el número mágico con el que ahora tienen dominio total, ya sea que requieran mayoría simple o calificada.

Con sus nuevos números y sus nuevos aliados, Morena ha puesto en su mira rehacer los acuerdos, negando al PAN el acceso a la Presidencia de la Mesa Directiva en el segundo periodo legislativo, lo que de entrada ya logró por unos días, aunque para este tema en particular, pareciera haber perdido el apoyo de los diputados del PES.

Presidir San Lázaro no es cualquier cosa, se tiene el control del desarrollo de las sesiones, el manejo de las estrategias legislativas de los asuntos que se debaten en el pleno y otros que están en el horno, así como la representación legal y la salvaguarda del orden y los activos de la Cámara de Diputados. Por si fuera poco la Mesa Directiva administra 6 mil 758 millones de pesos y le da a su Presidente presencia política permanente desde donde otros se han catapultado.

Por lo pronto llegó el 1 de septiembre y Porfirio Muñoz Ledo sigue al frente de la Mesa Directiva, lo que le permitió recibir el primer informe del Presidente López Obrador. Se dice que en el grupo parlamentario de Morena hay quienes están porque se cumpla el acuerdo con el PAN y otros quienes ven que las condiciones han cambiado y que deben retener la Presidencia de la cámara baja. Mario Delgado, coordinador morenista, podría estar entre la espada y pared, por un lado es un político de palabra y seguramente no le preocupa mucho entregar la presidencia al PAN, toda vez que mantienen lo más importante, los votos para aprobar lo que quieran, pero por otro lado su posición como aspirante a la Presidencia Nacional de Morena hace que deba cuidar mucho la relación con sus compañeros diputados, sobre todo aquellos que están por mantener la mesa directiva. Será esta semana entonces cuando se sepa qué partido y qué personaje se quedará con la Presidencia en San Lázaro pero los votos al final seguirán donde están hoy.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top