Entrevistas

García Gasca: AMLO tiene que dejar de generalizar y entender que no todo es como él lo piensa, ni como él se lo imagina

Entrevista: Niels Rosas Valdez /EnLaLupa.com
Fotos: Guillermo González /EnLaLupa.com

En materia de educación, ciencia y tecnología, la rectora Teresa García Gasca ve en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador “buenas intenciones”, sin embargo, advierte que no hay un plan de trabajo y, por ello, se desconoce cómo va a abordar el tema. “Eso se tiene que resolver rápido, tiene ya que abordar las problemáticas y empezar a resolver”, dice.

En entrevista con EnLaLupa.com, la rectora de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) considera lamentable las generalizaciones del Presidente de la República en relación con los científicos y las universidades, así como la estrategia de quitarles el apoyo. “Tiene que ser más empático, tiene que escuchar más, y tiene que dejar de generalizar y entender que no todo es como él lo piensa, ni como él se lo imagina. Ni todas las universidades somos corruptas, ni en todas las estancias infantiles hay niños fantasma, ni todos los investigadores tienen privilegios de hacer turismo científico”, enfatiza.

Asegura que está completamente de acuerdo con la política anti-corrupción de AMLO pero critica: “no puedes lograr que las cosas funcionen si quitas todo de golpe”.

Sobre los retos que afronta el estado de Querétaro, señala una problemática de inclusión fuerte con respecto a la población indígena, por lo que, dice, las universidades deben generar proyectos de inclusión muy claros. En relación con la violencia de género, subraya que hay que atacar ese problema de fondo, “hay que educar con perspectiva de género, hay que actuar con perspectiva de género”.

 

Mucho se ha hablado acerca de las bondades, pero también de los males de la Reforma Educativa. ¿Cómo ve esta reforma: ha mejorado o ha afectado a la educación, y en especial a la Universidad Autónoma de Querétaro?

La Reforma Educativa incluye componentes muy importantes para la educación, como la equidad, la no desigualdad, la no discriminación, la inclusión; y también incluye dos componentes importantes para la educación superior que antes no estaban que son la gratuidad y la universalidad. Se aprueba con ciertas lagunas, es ambigua. La primera interrogante, la gratuidad, ¿hasta dónde vamos a considerarla?, se dice que es limitada y que va a ser gradual, sin embargo no hay nada todavía escrito en ese sentido. La universalidad queda ya bien definida, se explicita bien que se respetarán los criterios de admisión de cada una de las instituciones, entonces se respetaría pues obviamente el número de estudiantes que podemos recibir de acuerdo a la calidad educativa de nuestros programas, el examen de admisión, etc., lo cual está bien porque finalmente este asunto sí atentaba a la calidad educativa.

Sí estamos a favor de generar procesos que amplíen la matrícula, pero se requiere de mucho trabajo, no es algo que se pueda hacer de la noche a la mañana, o sea México tiene una cobertura del 39.7%, según la última comunicación que tuve con la directora general de educación superior, y se pretende llegar en 2024 al 50%, o sea quiere decir que recibiríamos al 50% de los aspirantes, pero estamos todavía lejos, y eso requiere infraestructura, recursos, presupuesto, que ese es el otro gran tema, el tema del presupuesto que también queda todavía ambiguo.

Sabemos que usted ha estado muy activa solicitando el presupuesto no el que se acuerda por ley, sino el que se requiere para operar de una forma óptima en esta máxima casa de estudios. ¿Cómo inciden los recortes federales y/o estatales en la operación de la UAQ?

En términos de recortes, los hemos sufrido a nivel estatal; a nivel federal no como tal, sin embargo sí a nivel estatal hemos tenido otras limitantes. A nivel federal ya estábamos recortados desde diciembre, ya el presupuesto venía con un recorte severo a las instituciones educativas universitarias públicas. Estamos trabajando con muy pocos fondos concursables a través de la SEP, han estado muy recortados, no todos han salido, ahorita me parece que tenemos un recorte del 40%, entonces en ese sentido nos urge poder lograr que esto se equilibre y que sean suficientes para poder tener acceso a ellos.

En el ámbito estatal tenemos una diferencia de recurso que no se entregó a la universidad en los dos primeros años de la gestión, eso lo estamos actualmente trabajando con el gobernador y estamos trabajando en la gestión de los recursos extraordinarios, por ejemplo ahorita nos otorgó 10 millones para ciencia y tecnología, nos otorgó 10 millones para gasto corriente, que es lo último que nos dio como parte de este recurso que no llegó en los últimos años. El recurso suficiente para la UAQ significa contar con un peso de la federación y un peso del estado, con el “peso a peso”. Hay nueve universidades en el país que sí tienen el peso a peso, entonces no es algo imposible, y hemos estado proponiendo que se suba a la ley de educación el peso a peso, que venga desde nivel federal, que no sea algo discrecional.

Apelando a su calidad como científica, ¿cuál es su opinión acerca del manejo de la ciencia y tecnología operada desde el Conacyt liderado en esta administración por María Elena Álvarez-Buylla Roces?

María Elena Álvarez-Buylla tiene una concepción mucho más social de la aplicación científica, lo cual a mí me parece correcto. Yo coincido en que la investigación debe tener siempre un fin social. Me parece que ella sí tiene una visión amplia, ella ha entrado con una política de cambiar radicalmente las cosas como se estaban haciendo en Conacyt, lo cual nos ha llevado a esta lentitud de inicio para poder contar con recursos. Me parece que su política de trabajo no es inadecuada, pero sí necesita ser más amplia, tener un espectro de acción más amplio. Falta impulsar la vinculación con el sector productivo que es algo muy importante que tenemos que seguir trabajando.

¿Qué opinión le merecen las aseveraciones realizadas por el presidente López Obrador acerca de que la comunidad científica del país hace “turismo científico” al momento de ir a los congresos?

Me parece lamentable. El Presidente de la República le ha dado por generalizar en todo momento, así como dice que todas las universidades somos corruptas, que todos los científicos tenemos privilegios, no es así, y entonces la estrategia que ha tomado es retírales el apoyo. Yo estoy completamente de acuerdo con su política anti-corrupción, completamente de acuerdo, pero no puedes lograr que las cosas funcionen si quitas todo de golpe, tienes que ir valorando qué sí está funcionando y por dónde tienes que ir trabajando, sin que esto sea eterno porque si no nunca llegas a la meta. Entonces creo que el Presidente de la República tiene que ser más empático, tiene que escuchar más, y tiene que dejar de generalizar y entender que no todo es como él lo piensa, ni como él se lo imagina. Ni todas las universidades somos corruptas, ni en todas las estancias infantiles hay niños fantasma, ni todos los investigadores tienen privilegios de hacer turismo científico.

¿Cómo ve la educación, ciencia y tecnología en los próximos cinco años: habrá una mejora considerable, un estancamiento, o bien, un retroceso?

Yo creo que todos cambios nos sacuden y todas las crisis nos sirven para volver a armar los engranajes, el tema aquí es que necesitamos de políticas claras, firmes, sólidas y de gobiernos honestos. Yo veo en el gobierno de AMLO buenas intenciones, pero siento que no hay un plan de trabajo en el que sepas cómo va a abordar el tema. Eso se tiene que resolver rápido, tiene ya que abordar las problemáticas y empezar a resolver. Tuve la oportunidad de platicar con él cuando era todavía presidente electo –aquí en la ciudad de Querétaro– y le llevaba el estado de la universidad, los números e indicadores, y por más que le dije que en la UAQ teníamos un proceso de transparencia, a lo mejor no perfecto, pero que estábamos trabajando en ello, su respuesta fue que no me creía nada y que él iba a hacer su propio diagnóstico porque tampoco le creía a la SEP que era todavía la de la gestión anterior, ni a ANUIES, y que él iba a hacer su propio diagnóstico caso por caso, y que entonces lo iba a resolver caso por caso. Esto no ha sucedido del todo, apenas se está empezando a hacer ahora.

¿Qué desafíos actuales se presentan en Querétaro estado, sean sociales, políticos, culturales o de cualquier otra índole, y cómo nuestra UAQ puede hacerles frente?

En nuestra Sierra Gorda la migración es un problema, hay que llevar oportunidades a los jóvenes y esa es una de nuestras metas: poder estar en todos los municipios pronto y poder tener campus que permitan a los jóvenes tener un desarrollo, un proyecto de vida. La pobreza desde luego: tenemos de los municipios más pobres, Pinal de Amoles, Peñamiller, San Joaquín, entonces hay que impulsar el desarrollo económico de nuestros municipios, hay que ir cerrando la brecha. Tenemos una problemática de inclusión fuerte con respecto a nuestra población indígena, entonces tenemos que generar proyectos de inclusión muy claros en todas las universidades. También la violencia de género, hay que atacar ese problema de fondo, hay que educar con perspectiva de género, hay que actuar con perspectiva de género.

Estamos en un contexto en donde la desigualdad es muy grande y las oportunidades no son para todos, y tenemos que ir logrando justamente que las oportunidades vayan emparejándose para que podamos disminuir todo este tipo de cosas que aquejan a la sociedad.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias

To Top