Finanzas y Negocios

“No esperen a que sea septiembre para hacer un testamento, la muerte no avisa”: Arturo Maximiliano García

Nota: Carlos P. Jordá /EnLaLupa.com
Fotos: Guillermo González /EnLaLupa.com

Septiembre es conocido como el mes de la patria y la puerta de entrada al otoño. Los 30 días que dura, las ciudades y poblados de México se adornan con banderas tricolores y papel picado; verde, blanco y rojo. Por su parte, los parques y jardines comienzan a cubrirse de las hojas que mudan los árboles y que no tardarán mucho en convertirse en alfombras anaranjadas que crujen con las pisadas de los paseantes. Septiembre es el mes ideal para probar los platillos típicos del país, gozar de un clima templado y hacer un testamento.

El testamento es una herramienta jurídica, un documento en el cual se expresa la voluntad de una persona, respecto a sus bienes, después de su muerte. EnLaLupa.com habló con el notario Arturo Maximiliano García (su Notaría Pública es la número 18), quien desmitificó algunas creencias y explicó por qué septiembre es el mes idóneo para hacerlo.

Lo primero que explica Maximiliano es que testar es una acción indispensable para cualquier persona que forma un patrimonio. “Hay gente que se ofende, hay quienes creen que es de mala suerte, pero la realidad es que nadie sabe cuándo se va a morir y la mayoría trabajamos para dejarle algo a la familia”, la experiencia del notario habla cuando asegura que hacer un testamento significa ahorrarle dinero, tiempo y disputas a los herederos. “Es una forma de proteger los lazos familiares”, destaca este notario.

El también colaborador de EnLaLupa.com aclara que no sólo la familia puede ser acreedora de una herencia. El trabajo del notario consiste también en brindar una asesoría jurídica a través de la cual los testadores puedan llevar a cabo su trámite de la manera que más se ajuste a sus particularidades. “Los bienes pueden ser legados a instituciones o amigos. Existen figuras como los tutores, para los menores de edad, o los herederos sustitutos, en caso de que la persona heredada haya perecido”, dice.

Al contrario de lo que dicta la creencia popular, elaborar un testamento no es algo que tarde mucho; 40 minutos es el promedio que Maximiliano García calcula. Por supuesto, el costo y el tiempo varían dependiendo de la complejidad del documento, he ahí donde el mes patrio hace valer su dualidad. Durante septiembre, las notarías de todo el país extienden sus horarios laborales abriendo sus puertas los fines de semana y el costo estándar por realizar un testamento es de mil 500 pesos.

“Está promoción no beneficia en nada a los notarios, es un incentivo para que la gente pueda asegurarle un bienestar a sus seres queridos”, comenta Maximiliano García, reiterando: “no es comparable el precio de un testamento con los problemas y costos que se le pueden ahorrar a una familia. A veces creemos que tenemos más o menos derechos que la otra persona, pero es el propietario de los bienes quien tiene esa decisión”. Arturo piensa que testar es un hábito esencial, puesto que, aclarando otro mito, este documento puede ser llevado a cabo tantas veces sea necesario, teniendo validez el testamento más reciente.

El proceso para dejar un legado por escrito es sencillo. Ya sea en septiembre o el día que sea, es necesario hacer una cita vía telefónica en cualquier notaría y llevar los documentos necesarios. Una credencial de elector vigente o un pasaporte son suficientes, aunque, en caso de dejar como herencia bienes materiales (casas, vehículos, etc.), se recomienda también portar las escrituras para dejar lo más claro posible “qué le toca a quién”.

“Recomendación: no esperen a que sea septiembre para hacer un testamento, la muerte no avisa”, concluye Arturo Maximiliano. Él cree que la promoción es un buen estímulo, sin embargo pudiera ser un arma de doble filo, “si se puede hacer en este mes, ¿qué mejor? Pero si ya se les pasó la fecha, no deberían aguardar un año más”. También sugiere, a quienes vayan a aprovechar el mes del testamento, no dejarlo “para la última hora”, pues son muchos quienes acuden a las notarías los días finales de septiembre.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top