Mundo

Estadounidense que degolló a dos mujeres se quejó del «sistema» minutos antes de morir ejecutado

Billy Crutsinger, un sujeto de Texas (EE.UU.), apuñaló en 2003 a Pearl Magouirk –de 89 años– y a su hija Patricia Syrenat –de 71–, al menos 16 veces. Acto seguido, les cortó la garganta a ambas y escapó con sus tarjetas de crédito y su auto, un Cadillac, informa Houston Chronicle.

Detenido al poco, Crutsinger fue sentenciado a muerte por un jurado el mismo año, luego de confesar el crimen ante pruebas irrefutables de ADN y testimonios de varios testigos que en múltiples lugares lo vincularon a los asesinatos.

Minutos antes de morir ejecutado, Billy Crutsinger recurrió al derecho de pronunciar unas ‘últimas palabras’ para lanzar un discurso de cuatro minutos: dijo, por ejemplo, que «echará de menos los panqueques» y los espectáculos de «viejos tiempos en blanco y negro», porque a dónde iba «todo será en color.»

Como parte de su largo monólogo, el asesino añadió: «Hay muchas cosas que no entiendo, pero el sistema no está del todo bien».

Fue declarado muerto 13 minutos después de recibir una dosis letal de pentobarbital.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top