Hay Festival

Descartan divisiones en lucha feminista; «el movimiento, más lúcido y fuerte que otros años»

Nota: Patricia López Núñez / EnLaLupa.com
Fotos: Guillermo González / EnLaLupa.com

No hay división en la lucha feminista, sino diferencias que enriquecen el movimiento, coincidieron Vivian Abenshushan, Yásnaya Elena Aguilar, Daniela Rea y Gabriela Jáuregui, durante la presentación del libro Tsunami: feminismo en México, que reúne los textos de 12 mujeres sobre el movimiento feminista.

Estuvieron de acuerdo en que a pesar de los cambios en el gobierno federal, siguen sin reconocerse los feminicidios y la violencia contra las mujeres , lo que obliga a ocupar el espacio público, sobre todo ante la “trampa” de que se descalifiquen las críticas, cuando es importante que se escuchen todas las voces.

Al igual que en el libro, las escritoras resaltaron la urgencia de reconocer las otras visiones sobre la maternidad y los papeles que se les pide asumir en los espacios, así que no puede haber desgaste en el movimiento feminista.

Para Vivian Abenshushan este movimiento “está más lúcido y más fuerte, con más humor que otros años, atravesado por la ironía y muchas formas de desobediencia y por discusiones intergeneracionales que no son sencillas”.

Gabriela Jáuregui puntualizó que la diversidad del feminismo no resta, sino que aporta a la manera en la que se exige parar la violencia y construir la igualdad, porque aunque se pueda disentir lo importante es que “nos están matando y todas nos estamos cuidando”.

Yásnaya Elena Aguilar afirmó que las mujeres vamos juntas, incluso en las luchas de las comunidades indígenas, donde se lucha por el agua y la tierra, son las mujeres quienes formalizan una alianza para protegerse.

Como parte de las discusiones feministas actuales, Daniela Rea subrayó que es importante reconocer otras experiencias sobre las maternidades y por eso se hacía necesario narrar con honestidad las vivencias personales.

Durante la presentación, resaltaron la creación de redes de mujeres que se tejen desde hace muchos años en espacios que parecería que le pertenecen al patriarcado y al capital, al grado de que se convierten en redes de resistencia muy solidarias.

Agujeros llenos llenan auditorios, porque son similares a la muerte, señala investigador

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top