Jorge Luis Montes - Psique Parlamentaria

Redistribución de la economía – Jorge Luis Montes Nieves

Una de las promesas de campaña del Movimiento de Regeneración Nacional fue la de no incrementar los impuestos existentes, ni la creación de nuevos impuestos en los tres primeros años; si bien es cierto la imposición de nuevas cargas fiscales ha sido impopular en todos los tiempos y en todas las sociedades, es indiscutible que estos son la base fundamental de los ingresos públicos.

En la lógica de los gobiernos anteriores no se concebía la idea de establecer una Ley de Ingresos con esas características, por el contario, año con año incrementaban y creaban nuevos impuestos; no conforme con ello, aumentaban la deuda pública.

Además de los impuestos y de la deuda pública, no hay que olvidar los ingresos petroleros que representaban poco más del 35% del total de los ingresos con lo que contaba el gobierno federal, pese a ello el crecimiento económico de las pasadas administraciones federales fueron apenas pírricas, sin que significaran un beneficio real en la población.

En una economía globalizada, México no es ajeno a los factores de inestabilidad internacional, pero ello no debe ser más, un pretexto para establecer un nuevo modelo de distribución, tal como lo asumió el gobierno de la Cuarta Transformación desde el paquete económico para el 2019.

Hay una cargada de críticas en torno al crecimiento económico actual, desde una óptica sesgada y limitada de la comentocracia que por todos los medios pretende denigrar los resultados del gobierno federal, puesto que en sus críticas no hacen una valoración del paquete económico aprobado para el 2019, que tuvo cero incrementos reales de impuestos, pero en cambio, incrementó al doble la pensión de adultos mayores, becas para estudiantes, becas para madres solteras, la apertura de las universidades Benito Juárez por ejemplo.

Tal como se anunciaba en campaña, el objetivo de este gobierno era hacer un cambio de régimen, lo que exige preponderantemente una redistribución de los recursos que equilibre la condición de los mexicanos, no se trata de una política al estilo Robin Hood de robar a los ricos para dar a los pobres. Nada se ha quitado a nadie que legalmente haya obtenido, ni se hará; en cambio se han eliminado privilegios a quienes antes gozaban de las prebendas del poder y se busca dotar de oportunidades a quienes históricamente se les habían negado.

Para alcanzar tales objetivos, sin lesionar la economía de los contribuyentes, para el año 2020, se prevé una Ley de Ingresos sin nuevos impuestos y cero incrementos a los ya existentes. El método es sencillo, austeridad republicana y combate a la corrupción, mayor eficiencia recaudatoria y la eliminación de privilegios.

Diputado Federal
Twitter: @jorgeluismn

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias

To Top