Rocío Ruiz - Entre las sábanas

No quiero ser sacerdote, quiero tener sexo – Rocío Ruiz

Como cada semana, sigo recibiendo tus dudas e inquietudes para apoyarte como psicoterapeuta y sexóloga. Mándame tus preguntas a intza69@yahoo.com

Pregunta: Buenas tardes. Soy Antonio, tengo 20 años. Desde niño mis papás me decían que de grande tenía que ser sacerdote, al principio no comprendía mucho y les decía que sí.

Le platico: mi familia es muy religiosa de parte de mi padre y de mi madre. Tengo dos tíos que son sacerdotes católicos y una tía que es novicia. Nosotros siempre estamos metidos en la iglesia, mis papás dicen cosas como que la juventud está descompuesta porque no siguen las palabras y enseñanzas de la iglesia católica. Yo creo en Dios, pero no quiero ser religioso a ese extremo, quiero salir con mujeres, pues me gustan mucho y sexualmente se me antoja estar con ellas. En pocas palabras, quiero tener una vida normal, sin embargo, es tanta la insistencia de mis papás de que las relaciones sexuales antes del matrimonio son pecaminosas que a veces me siento sucio porque sólo estoy pensando en sexo.

Desde muy pequeño me he masturbado mucho, con revistas o internet, pero siempre con cuidado para que nadie lo note, una de mis fantasías más constantes es estar con una mujer desnuda y hacer el amor, me pongo muy excitado.
Sin embargo, quizá por la presión de mis padres siento inseguridad y aún no he tenido novia, y me he mantenido célibe hasta la fecha.

Además, ellos me siguen insistiendo para que ingrese al seminario pero yo quiero ser piloto aviador, quiero volar por los aires. Una vez le dije a mi mamá que quería ser piloto y me dijo que esa vida es muy libertina, que nunca están en un lugar y que tienen muchas mujeres. Me dijo que ella jamás los aceptaría. Estoy molesto, enojado y muy frustrado. Quiero tener sexo y no sentirme sucio, pero también quiero estudiar la carrera que yo decida, no la que mis padres me quieren imponer. A veces me dan ganas de huir de mi casa. Quisiera que me ayude, no se a quien más recurrir.

Respuesta: Hola Antonio. Muchas gracias, valoro mucho tu confianza y te comprendo perfectamente.

Estás tratando de cumplir todas las expectativas de tus padres y eso hace que te sientas con ganas de huir. Cuando los hijos crecen deben estar seguros de lo que quieren para poder hacerlo. Lamentablemente, esa seguridad no te la enseñaron tus padres. Tu principal preocupación siempre ha sido cumplir sus expectativas y hacer a un lado tus deseos y necesidades.
Es muy importante crear seguridad en ti, y la única forma de obtenerla es que hagas lo que tú crees que es bueno para tu vida, no lo que tus padres te quieren imponer.

Un paso difícil pero muy necesario es decirles a ellos con toda seguridad lo que quieres para tu futuro. Tal vez se pongan tristes o enojados, pero no es tu responsabilidad. Si ellos crearon esas expectativas alrededor tuyo es responsabilidad de ellos, tendrán que vivir la frustración de que éstas no se realicen como ellos pensaban.

Con respecto a tu sexualidad eres un hombre completamente sano y cada vez necesitas más de hacerte cargo de tu vida sexual, quítate la culpa, la culpa sólo nos sirve para fastidiarnos la vida.

Nuestra sexualidad no es propiedad del Estado, de las iglesias o de la sociedad, es necesario concientizarnos y concientizar a los demás que el placer es nuestro, que es nuestro derecho vivir disfrutando y responsabilizándonos de nuestra vida erótica. Todo erotismo pertenece únicamente a nosotros mismos como seres sexuados, responsables y amorosos de nuestro propio cuerpo y de nuestras sensaciones de placer.

Te deseo que pronto tomes las riendas de tu vida y si necesitas más apoyo consulta con un psicólogo o terapeuta; nuestra misión es acompañar a las personas cuando tienen este tipo de situaciones.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias

To Top