Cultura

Trashformación, arte de avanzada realizado con envolturas de productos chatarra

Carlos-Blas Galindo

Trashformación es una exposición retrospectiva temprana de Pablo Llana (1980), integrada con obras para muro y volumétricas, fechadas en esta segunda década del siglo XXI. Este artista mexicano está afincado en la ciudad de Tijuana y está vinculado con la vertiente post conceptual del arte contemporáneo, debido a lo cual él se pregunta, con sus obras mismas, acerca de los linderos de lo artístico (desde la existencia de tales límites hasta sobre su modificación) y también es debido a dicha filiación de lenguaje que este autor responde, con cada una de sus piezas, a tales cuestionamientos; sólo que, a diferencia de como proceden los artistas conceptuales −quienes suelen restarle importancia a lo técnico y a lo formal−, los post conceptuales como Llana le reconocen un valor fundamental a cada objeto de arte que resuelven, a la vez que se proponen cuidar cada uno de los detalles tanto de procedimiento como estilísticos de sus trabajos. La mayor parte de su producción está elaborada con base en envolturas recuperadas de golosinas, botanas, bebidas y alimentos procesados e industrializados tanto de marcas trasnacionales como de empresas locales que son consumidos de manera desmedida en nuestro país, material que utiliza como colores de sus pinturas. Y, al hacerlo, genera en los públicos reacciones expresivas que van de lo típico a lo terrorífico; de lo siniestro a lo sarcástico; de lo precario a lo patético; de lo nefasto a lo grotesco, y de lo dramático a lo brutal, respuestas que los públicos podemos experimentar de manera simultánea o gradual.

En Trashformación se reúnen, entre otras, obras de su autoría que forman parte de su serie Date food, en la que resaltan tanto su postura de continuador no complaciente del arte pop como su actitud de sana rebeldía y de posición testimonial ante el actual momento social, político y económico. Pero, además, en esta serie Pablo Llana hace una severa crítica al concepto de amor romántico, que es patriarcal y que, por eso mismo, forma parte del sustento heteronormativo de Occidente y, a la vez, del capitalismo. En Date food él representa a parejas heterosexuales en actitud de flirtear; las figuras femeninas están resueltas con una hamburguesa, una lata de refresco o un vaso desechable de café de la marca Starbucks a modo de testa, en tanto que las imágenes de los hombres llevan a manera de cabeza papas fritas, una rebanada de pastel o una lata de refresco de cola.

La lista de síntomas de enfermedades emocionales que esta serie suya suscita es enorme. Baste mencionar: la necesidad que una persona llega a tener respecto a la otra; esa ansiedad frente a su ausencia o a la mera posibilidad de que se ausente (de índole adictiva y no amorosa); la evidencia de inseguridad, así como lo rutinario en una relación de pareja.

Llana no solamente pinta con envolturas de productos chatarra como los mencionados, sino que asimismo trabaja en obras tridimensionales y en fotografías. En Trashformación se puede apreciar su obra Sométete a tu placer, una silla tapizada con terciopelo en la que, tanto en el asiento como el respaldo, sobresalen cubiertos de plata. Con esta obra, su autor nos alerta que nos exponemos a un severo daño físico auto infligido cada vez que consumimos alimentos hiper industrializados, lo cual puede suceder no solamente en establecimientos en los que se utilizan cubiertos, platos y vasos desechables, sino en muchos (más, cada día) donde se emplean cubiertos de metal, vajillas elegantes y cristalería refinada, así como sillas tapizadas con terciopelo.

Pablo Llana expone en esta retrospectiva obras de su serie Trendy Topic, en la cual hace uso de la apropiación posmoderna, al recuperar con fines artísticos tomas que inicialmente no eran de su autoría y que fueron generadas digitalmente con cámaras de teléfonos celulares avanzados, para ser hechas públicas en las redes sociales desde esos mismos equipos, sin ninguna intencionalidad artística. De la muy extensa profusión de imágenes en línea, Llana utiliza aquellas escenas en las que, en la casi totalidad de los casos, aparecen sostenidos por quienes realizaron las tomas –y en primer plano–, vasos desechables con el logotipo de la marca Starbucks. En estas fotografías se hace ostentación de algún producto de la mencionada marcarecién adquirido, así como de evidencias del tipo de vida que tienen quienes las hicieron y que, por eso mismo, caben ser situadas no solamente como integrantes de la burguesía rica, sino ubicadas en un sector de esta clase que se regocija al demostrar que cuenta con suficiente tiempo para el ocio. La temática que Pablo Llana aborda en esta serie está relacionada de manera directa con la capacidad de consumo real de la que disponen integrantes de la clase en el poder, así como con la potencialidad adquisitiva que estas mismas personas mantienen e incluso llegan a incrementar. Su enfoque ante tal temática es tan provocativo como convincente, mientras que su actitudes de denuncia, pues al reunir estas imágenes evidencia que, contra lo que muchas veces ocurre entre integrantes de la clase trabajadora y el proletariado, quienes han realizado y difundido las fotografías que Llana retoma tienen una absoluta claridad con respecto al estrato social del cual forman parte.

En las obras que conforman Trashformación, Pablo Llana clama por una tan inaplazable como necesarísima reorientación de la política pública nacional en materia de salud, la cual habrá de garantizar la divulgación veraz de los riesgos de enfermedad y muerte que se corren al consumir productos chatarra, a la vez que denuncia al capitalismo y sus efectos. Estas piezas artísticas descuellan no solamente por su elevada importancia temática, sino asimismo por contener acertadas soluciones expresivas que tocan las sensibilidades de los públicos, así como por estar dotadas de aportes técnicos y formales de gran originalidad con los que Llana asume el riesgo de elevar su voz artística en favor de un futuro decolonial.

El que Trashformación sea un título compuesto con términos en dos idiomas a la vez (y el uso del inglés para los títulos de muchas obras), no únicamente es una alusión al origen y a la residencia fronterizos de este artista, sino al carácter global y local de la vulneración de la salud y de la economía de muchas personas en el planeta, por lo que, al constituir una solución artística local para una problemática global y local, el arte de Pablo Llana es considerado, además, como glocal. Esta exposición retrospectiva, que anteriormente se expuso en el Museo de Historia y Arte Contemporáneo “Palacio de los Gurza”, en la ciudad de Durango, y de la cual funjo como curador, podrá ser visitada en el Museo de la Ciudad (calle Guerrero 27 Norte, en el centro histórico de la ciudad de Querétaro) a partir del acto inaugural que se realizará el viernes 13 de septiembre de este 2019 a las 20:00 horas, y hasta el domingo 10 de noviembre.

Pablo Llana crea arte con envoltorios de comida

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top