Rocío Ruiz - Entre las sábanas

¡A mi novia le gusta olerme los pies y las axilas! – Rocío Ruiz

Como cada semana, sigo recibiendo tus dudas e inquietudes para apoyarte como psicoterapeuta y sexóloga. Mándame tus preguntas a [email protected]

Agradezco de antemano las columnas anteriores, pues me han servido mucho y me han dado la confianza para escribir y preguntar sobre una duda que tengo.

Me llamo Ernesto, tengo 30 años y tengo una novia desde hace un año. Al principio todo iba bien, teníamos sexo normal y placentero, pero después comenzó a hacer cosas muy extrañas, ya que primero, antes que nada, incluso que besarme, me quitaba los zapatos y me olía los pies. A mí me resulta muy incómodo porque la mayoría de las veces vengo del trabajo, muy sudado y con mal olor. Después, comenzó a quitarme los calcetines y mientras teníamos relaciones los olía incansablemente. También me acaricia los pies, los besa y los lame. Eso se me hace muy asqueroso, pero no le he dicho nada.

Decidí escribirle porque comenzó a hacer algo más repugnante; me huele las axilas y todo el cuerpo como un perro buscando comida y pienso que después va a querer hacer otras cosas, lo cual ¡me aterra! Creo que está enferma o mal de la cabeza, no he conocido a nadie así hasta hoy y necesito su consejo. ¿Cree usted que sea necesario que vaya a ver a un doctor? Yo la quiero mucho y no quiero terminar con ella, por favor dígame qué tengo que hacer.

Le agradezco su respuesta y confío en usted.

Respuesta:

Hola Ernesto. Gracias por los halagos y la confianza. Mira, hay diferentes formas de expresarnos sexualmente y sentir placer. Existen las manifestaciones de la vida erótica y los trastornos parafilícos.

Según el DSM-5 (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría), las manifestaciones de la vida erótica, consisten en tener impulsos, fantasías o conductas sexuales, mediante la utilización de un objeto o situación poco común y en estas no se requiere intervención clínica, pero en los trastornos parafilícos se habla de malestar o deterioro del individuo, que pueden causar daño ajeno, por lo que en esos casos sí se debe de recurrir a un tratamiento.

Te platico esto para que veas que tu novia no está enferma, ni tiene ningún trastorno, sólo tiene gusto por los aromas. Dentro de las manifestaciones de la vida erótica, esta se le llama olfatofilia y significa que ella experimenta mayor placer sexual con tus olores, y aunque para ti no sea agradable, no te está haciendo ningún daño. Existen manifestaciones de la vida erótica como el sadismo sexual, donde ahí si te puede dañar y sólo se podría llevar a cabo con tu consentimiento y con muchos reglas para no caer en un trastorno.

El voyerismo, el exhibicionismo o la coprofilia, entre otros, se deben llevar a cabo sólo cuando los involucrados estén totalmente convencidos. Existen muchas formas de darnos y dar placer, y eso es lo divertido, pero la clave es sentarse a platicar sobre lo que te gusta y lo que no; lo que pueden llegar a experimentar, y plantear lo que no tienes ningún deseo de hacer.

Tal vez tengas algún problema con aceptar tu esencia, ya que tu esencia son tus olores y sabores que son tan diversos en cada persona y cada parte de tu cuerpo, piénsalo. Es maravilloso que a alguien más le guste tu esencia, ¿no crees? Pero de cualquier forma platica con tu novia sobre lo que sientes cuando ella hace eso y tal vez lleguen a entender juntos qué pasó en ti para que no te disfrutes.

Otra opción es que puedes ir con un especialista para que lleguen al origen y puedas disfrutar mucho más tu sexualidad, ya que con estos gustos o sin ellos, hay que disfrutar el sexo al máximo, eso es lo más importante.
Mucha suerte y disfruta de todos tus sentidos ampliamente, no te arrepentirás.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top