Los especiales de Enlalupa.com

Registro Civil de Querétaro entrega la primer acta de nacimiento a una menor trans

Historia: Patricia López Núñez /EnLaLupa.com
Fotos: César Gómez /EnLaLupa.com

Kiana se convirtió en la primera joven trans de 17 años de edad en obtener un acta de nacimiento en Querétaro que reconoce su nueva identidad, después de un juicio histórico que le permitió acceder a este documento en el Registro Civil del estado y tras iniciar su transición hace dos años.

Desde muy pequeña sentía que estaba en un cuerpo que no le correspondía y no le gustaban los juegos de niños, así que no tenía mucha convivencia con ellos. Era solitaria y se deprimía. Todo eso, junto con otros comportamientos, llevó a la conclusión generalizada de que era gay y que eso no cambiaba el cariño de su familia.

Conforme crecía, Kiana descubrió que lo que sentía era que se identificaba como niña y lo informó a sus papás, quienes de inmediato buscaron ayuda. “Te empiezas a preguntar qué pasa y hasta echas culpas de que algo hiciste mal, porque piensas que está mal, hasta que llegas con las personas adecuadas, con el grupo Transfamilias en México que nos mandó con los especialistas adecuados y te ayuda a entender la identidad de género”, recuerda María González, su mamá.

Cuando llegaron por primera vez con los especialistas adecuados, Kiana ya tenía 15 años y se les informó que tenía disforia de género, “es cuando no te identificas con el género que te dieron al nacer”, así que se les pidió ayudarla a llevar un rol de vida, durante un tiempo determinado, de acuerdo a la manera en la que se percibía, antes de tomar cualquier decisión.

“Lo difícil ya había pasado”

“Tenía que llevar el rol, vestirse como niña, llamarla como niña, todo eso durante un tiempo y de ahí seguiría el tratamiento hormonal, si ella lo requería, porque hay muchas personas trans que no quieren cirugías ni hormonarse, pero ella sí lo quería porque tenía mucha disforia y cuando empezó con su rol de vida, tiempo después nos empezaron a dar sus hormonas. Cuando vimos su cara, cada vez más emocionada, nos dimos cuenta de que lo difícil ya había pasado”, explica María.

Los papás de Kiana concluyeron que era una niña en un cuerpo equivocado y con la información adecuada se sintieron más seguros de las decisiones que tomaron. “Entendimos que no es una enfermedad y lleva más o menos un año con hormonas, sus cambios han sido muy benéficos, muy importantes para ella”, agrega.

El estado de ánimo de Kiana mejoró conforme se empezaba a ver de acuerdo a la manera en la que se percibía y eso también tuvo consecuencias positivas en su salud mental y emocional, porque la depresión y su aislamiento se disiparon, igual que las preocupaciones de la familia.

Conforme avanzaba la transición, la familia de Kiana entendió que no solo necesitaban la mejora emocional, sino que era necesario darle seguridad jurídica a la nueva vida de su hija.

Un primer paso para Querétaro

La familia inició un juicio civil hace cinco meses para conseguir que se emitiera el acta de identidad trans para la primera menor de 18 años en Querétaro y así reconocerla como mujer, lo que consiguieron hace unos días en el Registro Civil, donde esperaron por más de una hora a que les dieran el nuevo documento, mientras los invadía el miedo de que algo pudiera salir mal por la tardanza en el procedimiento.

Con el acta de nacimiento en mano, donde se reconoce la nueva identidad de Kiana, la familia espera que la población trans tenga las cosas más fáciles en el estado. “Es el primer paso para Querétaro y nos da alegría no sólo para nuestra hija, sino para los que vienen atrás, para las niñas, los niños y adolescentes que pueden tener el cambio de sus documentos. Ojalá que esto quede como antecedente para que sea más fácil el camino para los que vienen”, dice María.

Una vez con el acta, Kiana puede iniciar la modificación del resto de sus papeles, su CURP, sus certificados de primaria y secundaria, su pasaporte y cualquier otro documento oficial que le permita identificarse frente a otros, ya que “cada paso que damos nos llena de emoción, es un logro muy muy grande”.

“Me gustaría que fuera más fácil para los demás”

“En este momento me siento súper feliz, he esperado esto desde hace mucho y es algo que por fin está pasando, me llena de felicidad. Soy muy afortunada por tener todo este apoyo. Soy el primer caso y estamos en 2019, todo esto es muy difícil para muchas personas y me gustaría que fuera más fácil para los demás, que sea más accesible”, Kiana.

La experiencia de todo lo que pasaron Kiana y su familia, llevó a María a crear, junto con otras madres de hijas e hijos trans, la agrupación La Vida Cambia, donde se brinda acompañamiento y apoyo para las personas que recién empiezan por este camino en el estado, para que tengan información y asesoría especializada.

Desde 2017, agrupaciones civiles impulsan iniciativas de ley para permitir los cambios de identidad de género en las actas de nacimiento en favor de las personas trans, a partir de reformas al Código Civil, que volvieron a presentarse a principios de este año.

En julio pasado, un juez federal ordenó al Registro Civil rectificar cinco actas de nacimiento en favor de tres mujeres trans y dos hombres trans, para reconocer su identidad. En los cinco casos se trató de personas adultas, así que Kiana se convierte en la primera joven trans de menos de 18 años en obtener el cambio en su acta de nacimiento.

Activistas de distintas agrupaciones advierten que la falta de documentos que reconozcan la identidad de las personas trans, las condena a trabajos precarios o a no continuar con su preparación profesional, así como a ser víctimas de discriminación en espacios públicos o cualquier trámite que puede resultar sencillo para otras personas.

Video🎥 Histórico: 5 personas trans obtienen en Querétaro amparo para modificar su acta de nacimiento

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias

To Top