Norman Pearl - Poder popular

¡Colérica reacción de Bertha Luján, ignora despojo a militantes de Morena! – Norman F. Pearl

El pasado 9 de Octubre, antes de las fatídicas asambleas que fueran mayormente impugnadas y reventadas, la presidenta Yeidckol Polevnsky coincidía con los candidatos a la presidencia; Mario Delgado y Alejandro Rojas en la imperiosa necesidad de posponerlas. Había razones de peso para ello. Apenas el mes anterior, se había recibido un “pedazo amorfo” de padrón que dejaba presumiblemente fuera a un alto porcentaje de la militancia. Bertha Luján se sentía cómoda con ello y se oponía a cualquier alteración de la convocatoria.

Ese día, Polevnsky convocaba a toda la prensa y extendía su preocupación por las consecuencias y afectaciones al partido en caso de llevarse a cabo dichos eventos. En ese momento ya existían miles de quejas de la militancia pues no podían hacer su pre-registro al no aparecer en el padrón. También surgían múltiples evidencias de acarreos programados y otras irregularidades que pronosticaban un caos.

Desde el día 12, fecha de las primeras asambleas, todo México pudo dar cuenta que el proceso de asambleas estaba viciado de origen, y que éste método arcaico facilitaba el fraude en varias modalidades: elecciones “planchadas”; la gente traía el nombre de la persona por quien tendría que votar. Compra del voto, QRs clonados, acarreos indiscriminados, ofertas de empleo, violencia física y verbal, “uso” indiscriminado de los servidores de la nación quienes previamente habían detectado a militantes para que votaran a consejeros elegidos por delegados Federales. Por si lo anterior no hubiera sido suficiente, la designación de las personas en las mesas de registro se hicieron de manera perversa, éstas se encontraron con un poder discrecional inusitado pues podían admitir o rechazar a su antojo.

Los problemas con el padrón de agudizaron, quedó en “la calle” muchísima gente con pre-registros reales en sus manos, también con la rabia y desilusión de no poder votar ni ser votados.

Sabemos, el recuento anterior no habrá de conmover a Gabriel García y a Bertha Luján, no importa, sabemos para ellos, “el fin justifica los medios”. No se han dado cuenta que el país cambió y también Morena, sus intereses personales no pueden estar por encima de nuestras instituciones.

Antier, al inicio de la tarde, La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación daba respuesta a miles de impugnaciones por militantes de Morena que habían sido marginados deliberadamente del proceso con la siguiente sentencia en síntesis:
– Declara inválido el padrón de militantes de Morena
– Revoca la convocatoria para la elección de la dirigencia de Morena
– Anula todos los actos llevados a cabo en el procedimiento de elección de dirigentes.

Es importante mencionar ésta resolución es inapelable y definitiva quedando firme su sentencia.

Triste e irresponsable el “llamado” que hace Bertha Luján a los “consejeros elegidos”, jugando con sus egos e ilusiones, eso no se vale, carece de sustento legal y más aún de justificación partidaria.

Por el contrario, celebro y aplaudo la actitud y respuesta de Yeidckol Polevnsky cuando le preguntaron: “¿Presidenta, usted fue elegida consejera quedando en primer lugar en su distrito, pero lo más importante es que si se validan las asambleas, usted quedaría sin competencia porque no se presentaron Mario Delgado ni Alejandro Rojas y Berta Luján es inelegible?” a lo cual contestó “¡No quiero la presidencia a un precio que pase por encima de la militancia, mantengo la postura mayoritaria de anular la elección, pues represento a todos. Estuve en la asamblea porque soy institucional y por cierto, YO no las impugné!”

¡Para ser respetables, hay que ser respetuosos!

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias

To Top