Héctor Parra - Análisis y Reflexiones

Autoritario y abusivo, AMLO controla a la CNDH y a Piedra – Héctor Parra

Quedó satisfecho el Presidente de la República, con la fraudulenta elección, designación y nombramiento de Rosario Piedra Ibarra, que realizara la mayoría morenista y aliados en el Senado de la República, habiendo quedado al frente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, su recomendada. López mostró su alegría, al expresar que la ilegal de Rosario sí ha sufrido. Entre las sandeces que acostumbra a expresar el Presidente dijo: “Lo veo bien, creo que es de justicia, se trata de una mujer que padece por la desaparición de su hermano, fundadora de Eureka, esto abre la posibilidad de que la Comisión de Derechos Humanos deje de ser una pantalla de un organismo alcahuete”.

Al ignorante Presidente le agrada lucir sus fobias sin rubor alguno. También dijo estar “muy satisfecho” por la decisión de nombrar a Rosario Piedra Ibarra porque ella vivió en carne propia la desaparición de su hermano y su mamá, “toda la vida se ha dedicado a eso”. Y siguió por su perorata: “Es un ejemplo de dignidad y justicia, y la organización que crearon Eureka, de madres de hijos desaparecidos”. Así se expresó en la mañanera del pasado miércoles. También consideró que esa decisión hace justicia y que al Partido Acción Nacional (PAN) no le gustó porque “ellos quisieran que continuaran los que han estado en la CNDH que se han dedicado a solapar violaciones de derechos humanos”. “Es también entendible la actitud que tienen, son posturas distintas”. “Quisieran que la CNDH siguiera convertida en un florero, que estuviese nada más de adorno para simular con la hipocresía que les caracteriza”.

Sin lugar a dudas, un Presidente polémico, Andrés discrimina a raja tabla y desplaya su bajo lenguaje “mestizo” sin cortapisas; como parte de su ignorancia y evidente falta de educación, abusa de la retórica de su lenguaje agresivo, pendenciero, provocador belicoso y ofensivo,

Dirían los clásicos, el Presidente continuó la retahíla de ofensas como “burro sin mecate”, sostuvo que: “era bueno que hubiera polémica y que la oposición protestara.” “Tienen todo su derecho y libertad a presentar denuncias, además, los medios de comunicación les ayudan, la mayoría”. “Que este asunto tan importante esté en manos de gente con sensibilidad, honesta, que no sean tapaderas, que no sean alcahuetes de nadie, y en el caso de nosotros, es un orgullo poder decir que el Estado mexicano ya no es, como era antes, el principal violador de los derechos humanos”.
Frente a un procedimiento lleno de vicios que conllevan la nulidad del procedimiento administrativo de los senadores, Piedra Ibarra tomó protesta la noche del martes pasado, por supuesto entre graves manifestaciones de rechazo de senadores del PAN (principalmente), por el cúmulo de barbaridades que se cometieron para llevar, a como diera lugar, a la candidata del Andrés Manuel López Obrador, a la CNDH, otro organismo público “autónomo” que en lo sucesivo queda subordinado al control del Presidente de la República.

Así poco a poco, el “ilegal poder” que continúa sumando, acumulando el Presidente, es cada vez más peligroso, arbitrario, inconstitucional, meta constitucional ¡La barbarie sin control!

Sólo dos argumentos para desfacer la desproporcionada, efusiva y abusiva alegría que embarga al Presidente de la República: el ilegal nombramiento de la señora Rosario Piedra Ibarra. Uno. Se requieren conocimientos de “Derecho”, para dirigir cualquier investigación que presuma violación de derechos humanos; estos se consagran e la Constitución. Cualquier violación a derechos humanos, entraña violación a esos derechos magnificados en muchas de las normas que están obligadas a respetar las autoridades y que violan en perjuicio de personas, incluso trátese de delincuentes.

Por lo tanto, es obligación conocer los Derechos Humanos, marco jurídico de las personas y obligaciones de las autoridades. Por supuesto, ambas se concretan en normas como el Código Penal Federal y los locales; la jurisprudencia, entre muchos otros. El lego en Derecho no sabe, no puede conocer de ello y la señora Piedra, no tiene los conocimientos en la materia, no es Licenciada en Derecho. Vamos, por congruencia. Es pues un serio despropósito de López e Ibarra, sentarla en una silla de la CNDH para que cobre un salario que no podrá devengar, por carecer de los conocimientos del trabajo; ello, sin duda alguna es corrupción. La corrupción se enseñorea y vanagloria.

¿Qué fueron florero (adorno) los anteriores presidentes de la CNDH? Una más de las burdas mentiras del Presidente de la República. Está el caso de los 43 normalistas asesinados, como uno de tantos ejemplos, que desmienten con meridiana claridad y exhiben una más de las fobias que arrastra. Ese tema desprestigió a más no haber al gobierno de Enrique Peña Nieto, habría que leer la recomendación, la cual conducirá en lo sucesivo la señora Piedra.

Segunda. Por lo que Andrés Manuel luchó, fue por lograr el control de ese importante organismo, cuya autoridad se fundamenta en el aspecto “moral”, sus resoluciones son “recomendaciones” que no vinculan, no obligan. Sin embargo, sí exhiben los abusos de las autoridades cuando se exceden en sus funciones. Esa es la clave del asunto. El Presidente de la República podrá caminar seguro con sus violaciones a derechos humanos, sabiendo que Rosario será incapaz de levantarle la mano, imposible exhibirlo como violador de derechos humanos de los mexicanos, como de hecho lo ha venido haciendo de forma frecuente. López Obrador, tiene el control de la Fiscalía General, con Alejandro Gertz Manero, su “fiscal carnal”. Nace la Fiscalía siendo violada por el Presidente, él decide a quién sí, y a quién no se persigue como delincuente, lo ha demostrado en el año de gobierno que lleva al frente, ahí está el ejemplo de la muerte de más de 130 personas en el municipio de Tlahuelilpan, Estado de Hidalgo, propiciadas por el mismo Andrés Manuel. Por eso Morena, sus aliados y el mismo Presidente de la República, lucharon para hacerse ilegalmente de la CNDH ¡Ya no habrá recomendaciones que exhiban a López Obrador! De ahí que Luis Raúl González Pérez no participó en la reelección, sabía bien a bien lo sucio del trámite, la decisión ya estaba tomada con antelación.

González, ex presidente de la CNDH, respondió directo a López Obrador: “AMLO está equivocado, no fuimos ni florero ni alcahuetes”. Eso es lo que no quiere el Presidente de la República; él busca aliados, sumisos, sobajeros, bufones, no funcionarios de pensamiento y decisiones independientes. Luis Raúl fue profesor de la cátedra de Garantías Constitucionales en la UNAM; se había desempeñado en varios cargos al interior de la CNDH. La señora Rosario Ibarra no tiene ni idea del trabajo que realizará en esa noble institución, cuyo duro trabajo es evidenciar los abusos de las autoridades y, en su caso, promover el castigo a los abusivos ¿Será capaz de exhibir los abusos de Andrés Manuel López Obrador? ¡Por supuesto que no!

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias

To Top