Los especiales de Enlalupa.com

Buscan visibilizar los aportes de la comunidad LGTB a la historia de México

Crónica: Jesús Arriaga/EnLaLupa.com
Fotos: Guillermo González/EnLaLupa.com

Pintura, poesía, empatía, aceptación y reconocimiento fueron algunas de las manifestaciones expresadas durante la clausura de “Noviembre, mes LGBT+ mexicano”, donde la comunidad de la diversidad sexual celebra las diferencias y reconoce a mexicanos que formaron parte de la comunidad y que dejaron su huella en la historia del país.

Las instalaciones de la organización Teatro y Sida, que encabeza el activista Josué Quino, sirven de escenario para la expresión artística y cultural en su primera edición. El objetivo es convertirla en una tradición que se realice año con año para reconocer el trabajo de hombres y mujeres de la comunidad LGBT+ que han destacado en sus campos de acción.

David Tremari Rivera, uno de los organizadores del evento, señala que su papel fue como colaborador, generando la comunicación visual y con una charla de los personajes LGBT en la historia de México.

“Rescatamos a Sor Juana Inés de la Cruz, fénix de América y décima musa; a Amelio Robles, que fue general de la Revolución, quien nació siendo Amelia y murió siendo Amelio. Lo relevante de él es que al final de su vida fue reconocido como varón, tal cual como él se comportó. Incluso recibió una medalla de parte del presidente Luis Echeverría.

Rescatamos todo el legado cultural que nos dejó Salvador Novo y finalmente el activismo de Samantha Flores. Quedaron muchos personajes en el tintero, por ejemplo Julio Galán, pintor muy destacado, y algunos otros que todavía están por ahí perdidos en el oscurantismo y esperamos darle promoción y difusión”, indica.

En una sala del lugar se ubica la muestra de artes plásticas elaboradas por artistas e integrantes de la comunidad LGBT+ que aportaron con su trabajo para esta primera edición del evento.

David señala que el propósito de mostrar a estos personajes históricos es poner en claro que tener una sexualidad “distinta a la tradicional” es algo que ha ocurido siempre.

“Siempre ha habido hombres homosexuales, siempre ha habido mujeres lesbianas, ha habido gente transexual, en aquella época no se podía hablar de transgénero porque aún no había procedimientos para ello, pero gente que nació de un género y se identificó con otro, y así lo vivió”, abunda.

El otro hecho que se quiere destacar es el papel que protagonizaron en la historia del país, como fue el caso del general Amelio Robles en la Revolución Mexicana; Salvador Novo con sus aportaciones a la cultura y la literatura nacional.

El lastre de los prejuicios

David apunta que en México son un lastre los prejuicios, no sólo a las diversidades sexuales, pues últimamente se denuncian las condiciones de desigualdad social, la falta de oportunidades para la gente de las comunidades indígenas, o que pertenecen a una etnia diferente a la mestiza.

“Somos un país que lo practica constantemente y de manera continua. Entonces, básicamente quienes nos cierran las puertas, no voy a decir que la gente, sino que es el prejuicio, y una de las cosas con las que esperamos combatir el prejuicio es con información y con educación.

Buscan dar visibilidad que como comunidad aportan a la cultura, la ciencia, la historia y al desarrollo del país, que lo han hecho en el pasado y que tienen el potencial de hacerlo en el futuro, así como en el presente.

Ivette Delgado Salinas es mamá de Caipaj. Su hija es lesbiana. Dice que había una necesidad de luchar por parte de muchos padres. Ante la falta de apoyos se tienen que encontrar, de unirse entre padres para que sus hijos sepan que no están solos, que tienen a alguien que los cuida, los quiere y los arropa.

“No sólo es una celebración por el mes LGBT+. Al hacer presencia como padres estamos refrendando que queremos equidad e igualdad con respecto a nuestros hijos, que vean los demás papás que sí se puede, que podemos estar todos unidos, para exigir los derechos de nuestros hijos, el cuidado y el amor”, abunda.

Se vive una doble vida

En Querétaro, dice, es muy difícil que acepten a las personas de la diversidad sexual. Se vive una doble vida, porque basta con ver la marcha del orgullo LGBT, en junio, hubo más de tres mil personas. Sigue la gente oculta, sigue viviéndose la doble moral.

“Es muy difícil, y nosotros como padres no sólo lo consideramos difícil, sino doloroso, porque la discriminación es y se sigue viendo hoy en día, pero seguimos en la lucha, seguimos intentándolo”.

Apunta que está en contra de que el gobierno le exija a su hija, el mismo pago de impuestos que a cualquier ciudadano, que le exija un comportamiento moral, pero no se acepta el matrimonio con las parejas del mismo sexo, negando los mismos derechos que cualquier persona. “Las familias son las familias. Aquí no hay género, debe regir el amor y la igualdad”.

En tanto, Benjamín Delgado, integrante de Teatro y Sida, agrega que Noviembre mes LGBT+ mexicano surge de la necesidad de revalorar los personajes y las figuras de México que han aportado al desarrollo del país y que pertenecían a la comunidad de la diversidad sexual.

“Hay personajes que han aportado grandes cosas al quehacer mexicano, pero también tenemos eventos, como el baile de los 41, donde en el porfiriato allanan una casa y encuentran a hombres vestidos de mujeres, entonces son exhibidos todos, menos uno que era el yerno de Porfirio Díaz.

Estamos viendo que históricamente las personas LGBT a pesar de la aportación que han hecho históricamente, seguimos con actos de discriminación a nivel institucional. Desde el gobierno se ha reprimido y se ha estigmatizado a esta población”, precisa.

Las actividades del evento se clausuran, pero ya se piensa en las actividades que se desarrollarán el próximo año, para seguir siendo visibles y aportar a la sociedad.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias

To Top