Niels Rosas Valdez - Procesos del Poder

Pensiones por el bien de la nación – Niels Rosas Valdez

Mucho se ha comentado en relación al sistema de pensiones propuesto por la actual administración presidencial dirigido a indígenas y mestizos de nuestro país. Tras ya unos días de estar en el ambiente público, dicha propuesta ha generado polémica en grupos mayoritariamente de derecha. No obstante, más allá de eso, esto ha llevado al tema a un espacio de debate acerca de si es adecuada la diferenciación de pensiones que marca la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador; si son necesarias este tipo de políticas sociales; y, finalmente, si son populistas o no. ¿Qué se puede mencionar al respecto?

La propuesta del mandatario acerca del sistema de pensiones presentada hace unos días señala una diferenciación en la pensión que recibiría un indígena y la que recibiría un mestizo. Aquélla puede verse reflejada en la edad en la que ésta se comenzaría a recibir, es decir, los mestizos a los 68 años, y los indígenas a los 65. Para un sector de la población, tal distinción ha perecido insatisfactoria y e innecesaria, generando comentarios que enfatizan una “clara” discriminación entre los que son indígenas de los que no. Sin duda es debatible, al menos al inicio, pero a medida que avanza la conversación se espera que la gente caiga en cuenta de lo importante e indispensable que es esta política social dirigida a ayudar a las comunidades indígenas.

Si bien existe una diferencia entre las condiciones de pensión entre los mestizos y los indígenas, favoreciendo a los últimos, existe una razón. La pensión sirve como herramienta de ayuda económica en un momento donde habitualmente las personas dejan de ser económicamente activas. ¿Y quién necesita más de esta ayuda: los mestizos, quienes se encuentran en ciudades que por lo regular les ofrecen por mucho tanto mejores opciones laborales y de servicios, como condiciones de vida en general; o los indígenas, quienes abrumadoramente residen en zonas remotas en donde las oportunidades laborales son muy reducidas, los servicios son casi nulos, y las condiciones de vida son peores incluso hasta llegar a ser paupérrimas? Queda muy claro, es decir, estamos hablando de un sector vulnerable que necesita de la protección del Estado para existir.

Ahora, algunos podrán decir que es culpa de los indígenas por no querer migrar a las ciudades y adoptar el estilo de vida que quienes residimos en las ciudades tenemos para así tener mejores condiciones de vida. Bueno, pues este argumento es tan banal como absurdo e hipócrita. En primer lugar, los indígenas que viven en zonas remotas lo hacen por lo regular por dos razones: ya sea que el Estado las alejó o no creó las condiciones necesarias para acercarlas, o ambas, o bien, porque para ellos significa la única opción para conservar sus tradiciones, usos y costumbres sin que se vean ni interferidas ni amenazadas por nuestro estilo de vida Occidental, por una parte. Por otra, comparemos a los individuos. Son los indígenas quienes por lo regular no pueden tener acceso a educación, lo que limita sus posibilidades de acceder a empleos mejor remunerados, a diferencia de los mestizos. En este contexto se coloca otra observación, y es que los indígenas en su mayoría se insertan en el mercado laboral antes que los mestizos, esto por la necesidad de generar recursos para subsistir o mejorar sus condiciones de vida (mismas que el Estado olvida proveer).

Y por último, ¿por qué no habría de proteger de esta manera a los indígenas? Es decir, nosotros nos vanagloriamos del pasado indígena que nos dio la independencia e identidad que tenemos ahora en gran medida, tan es así que celebramos diversas tradiciones prehispánicas y otras con mezcla española a lo largo y ancho de nuestro territorio nacional, como nuestro querido Día de Muertos. Entonces si gozamos de ello, también debemos proteger la cultura de los indígenas, y por ende, a ellos mismos de la mejor manera posible. Ahora, que si es una medida populista o no, eso no se puede determinar, al menos no ahora.

Escritor, historiador e internacionalista
[email protected]
@NielsRosasV (twitter)

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top