Betsabé Guzmán - Visión de mujer

El lapsus de la senadora Bañuelos – Betsabé Guzmán

El año pasado, recién tomó posesión como senadora de la República por el Partido del Trabajo, Geovanna del Carmen Bañuelos De la Torre, presentó una iniciativa de reforma al artículo 71 constitucional para fortalecer los órganos autónomos. Por cierto, no sé si aún la tenga presente porque hasta este momento el estatus de dicha iniciativa es de pendiente.

Sin embargo, en sentido contrario, el pasado 7 de noviembre de 2019, Bañuelos De la Torre estuvo, votó y avaló la designación de María del Rosario Piedra Ibarra, como presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Luego entonces, no me quedó claro cuál es la postura de la petista, que por un lado busca que los órganos autónomos tengan más derechos y por otro, atestiguó una designación que se dio en una dudosa votación.

De acuerdo a la Gaceta legislativa del 23 de octubre de 2018, la senadora presentó una iniciativa con la finalidad de que los órganos constitucionalmente autónomos tengan el derecho de iniciar leyes o decretos, con la exclusividad de que sea en su materia o función.

En la exposición de motivos, argumentó que ante los niveles altos de especialización y conocimiento en la materia, los órganos autónomos pueden ayudar a repensar un mejor derecho, más incluyente, más participativo, más plural. Refirió también, que éstos vinieron a modificar, a ser un nuevo paradigma en el tradicional principio de División de Poderes.
Y cuáles son los órganos constitucionalmente autónomos: el Banco de México, el Instituto Nacional Electoral, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, el Instituto Federal de Telecomunicaciones, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), entre otros.

El artículo 71 constitucional se refiere a quiénes les compete el derecho de iniciar leyes o decretos. Ellos son: el Presidente de la República, Diputados y Senadores del Congreso de la Unión, las Legislaturas de los Estados y la Ciudad de México, así como los ciudadanos, siempre y cuando obtengan las firmas del 0.13 por ciento de la lista nominal de electores, en los términos que señalen las leyes.

La propuesta presentada por la senadora va en el sentido de que al artículo se le agregue el derecho de iniciar leyes o decretos, “a los órganos constitucionalmente autónomos, exclusivamente en su materia o función”.

La iniciativa se turnó a las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales, de Gobernación y de Estudios Legislativos. Su estado actual es: pendiente. A como veo las cosas, así se quedará, en un pendiente más.

Recientemente la senadora Bañuelos se vio envuelta en un incidente del cual la Conferencia Sectorial de Mujeres del PT, solicitó la remoción inmediata del cargo como Coordinadora del Grupo Parlamentario y su expulsión de ese partido.

Cuando se discutía la creación del Instituto de Salud para el Bienestar, la Coordinadora del Grupo Parlamentario del PT solicitó a la Mesa Directiva del Senado, sacar y no volver a permitir el acceso al recinto legislativo a los padres de niños con cáncer por escandalosos. (Excélsior).

Los papás de los niños acudieron a la sesión de pleno, por el asunto del abasto de medicamentos para sus hijos, pues por la desaparición del Seguro Popular temen quedarse sin éstos.

Posteriormente la senadora Bañuelos se disculpó y por medio de un mensaje en video, manifestó su total apoyo a los padres y madres de niños con cáncer. “Si en dado caso se sintieron ofendidos por la malinterpretación de mis palabras en el pleno, ofrezco una sincera disculpa”. (Sol de Zacatecas).

No sólo es preocupante su actitud ante los papás de los niños con cáncer, sino también la incongruencia de presentar –desde hace un año– una iniciativa para darle más derechos a los órganos autónomos, como a la CNDH, cuando sin empacho avaló la designación de la actual presidenta del organismo.

La remoción del cargo y la expulsión del PT, simplemente no se llevará a cabo porque la legisladora cuenta con una trayectoria política, es una de las mejores cartas del instituto político. Si acaso le llamarán la atención porque al fin y al cabo se disculpó, no personalmente con los papás, pero ya lo hizo.

La iniciativa presentada seguirá “pendiente”, como muchas otras, pero si verdaderamente le interesara, puede ser el momento de retomarla y hasta comentarlo con la presidenta de la CNDH. Pero por lo que he visto, en la tarea legislativa sólo se trata de promover iniciativas, sin importar su destino final.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top