María Pérez Rojas - Una Mirada

Hemos perdido la brújula. Filosofando – María Pérez Rojas

Todas las personas en algún momento nos hemos preguntado si tenemos o creemos tener una misión en esta vida, si estamos conscientes de nuestra finitud, si buscamos conocernos más a nosotros mismos para aspirar a ser la persona que queremos ser… Cuando éramos niños fantaseábamos con tener un oficio o una profesión que generalmente se relacionaba con ayudar a otros, porque pensábamos que teníamos que cuidar y proteger algo a lo que pertenecíamos, era el “grupito” la pandilla, el equipo. No estábamos contaminados por la sociedad que hemos construido.

Según hechos históricos nuestro país ha sido dirigido por un camino de luchas internas, desde antes de la conquista, aztecas contra mayas… después la conquista, 11 años para lograr la independencia de España, ahí, ahí es cuando México tuvo que haber empezado con una brújula con un rumbo democrático, definido, pero todos sabemos que no fue así, las luchas internas, políticas, sociales, religiosas, económicas continuaron, continúan… de diferente manera, no hemos aprendido, de toda la sangre derramada, de las traiciones, luchas sin escrúpulos por el poder, por privilegios, mentiras, saqueos, simulaciones, imposiciones, pobreza, delincuencia, inseguridad… no hemos evolucionado. Esto no es exclusivo de México.

Ya muchos filósofos, politólogos, pensadores se han preguntado hacia dónde nos dirigimos universalmente con la globalización, el capitalismo y el individualismo. R. Safranski en su ensayo, ¿Cuánta globalización podemos soportar? Se hace una pregunta que todavía me redunda: ¿Nuestra civilización nos está transformando en una sociedad de consumidores finales, desligados de la cadena de generaciones?

Desde el punto de vista político y social, ¿dónde quedó el referente moral? ¿Dónde quedó el marco de devoción, de admiración que necesitan los jóvenes para aspirar a ser, para formular sus ideales, se han perdido los vínculos, el arraigo, el orgullo a nuestras raíces?

La soberanía del consumidor potencial no tiene límites y peor aún la del productor. Los problemas de pobreza y hambre no se han resuelto.

P. Singer sostenía que las reglas fueron una manera de evolucionar pero que a éstas no les dimos una dimensión ética sino hasta que entendimos que cumplirlas protegía a nuestra prole. Es decir la dimensión ética de la legalidad se da cuando cumplimos porque eso protege a la familia a “otro” cualquier persona es otro. Cumplir la ley es evolución. Independientemente de todo lo que nos falta por regular, cumplir y sancionar

Basta media hora en redes sociales para darnos cuenta que tipo de sociedad somos. Unos preocupados por el dinero que se está gastando en Evo Morales, otros estamos atentos a las mentiras que se generan y se circulan, otros discutiendo infructuosos y sin respeto.

Entonces imagino que todos deberíamos estar ocupados en la emergencia climática.

Y esto no tiene nada que ver con tipos de gobierno, con neoliberalismo, socialismo, comunismo, propiedad privada, ley de extinción de dominio, cancelación de aereopuertos….es naturaleza humana, lo dicen un sinnúmero de pensadores y religiones.

Por eso pienso que valdría la pena volver a preguntarnos qué implica ser una nación próspera. ¿Si tenemos claro que queremos lograr cómo ciudadanos? ¿Si estamos conscientes de que no somos eternos? ¿Si somos capaces como mexicanos, como pueblo, de cumplir las reglas con una dimensión ética?

Emmanuel Levinas afirma que la manera de enfrentar el individualismo, el relativismo ético es que actuemos conscientes que somos seres relacionales y que la construcción del -yo- solo se da con el -otro-. Entonces, el individualismo y la ilegalidad serían contra natura.

Los detractores de la democracia no se ciñen a la legalidad, subestiman al mexicano, a México. Según el pensamiento de Singer no han evolucionado, algunos hasta quieren provocar una r-evolución, mejor quiten la r y todos, todos por la vía de la legalidad, a ser institucionales, la Institución es México, y a la vez ser exigentes, denunciantes y propositivos.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top