Nacionales

Platillos mexicanos que en realidad son de origen extranjero

Dicen que lo mejor de la vida es el amor y después la comida, y nada se le compara con la gastronomía mexicana.

Es inevitable mirar los puestos de comida rápida, así como oler o saborear las garnachas. Por eso hoy te contamos que algunos de estos platillos que creímos mexicanos pero no lo son.

Así como lo lees, los platillos que a continuación te presentamos no son de creación mexicana, su origen es extranjero. Estas creaciones culinarias con el tiempo fueron adoptados y en algunos casos modificados por los mexicanos.

Churros (China)

El origen de este delicioso alimento callejero se lo disputaban varias naciones como Portugal y España, pero lo que no se puede negar es que todos los caminos llevan a China, el lugar de donde se presume fueron creados para después ser adaptados por las otras naciones, informa en su página Coeur de Xocolat el Chef David Greenwod- Haigh FIH.

Los churros llegaron al nuevo mundo por lo exploradores ibéricos. Los churros chinos a diferencia de los españoles son salados.

Carnitas (España)

Esta jugosa y grasosa comida elaborada con cerdo tiene su origen en el viejo continente, en España; de hecho en el siglo XVI en ese país comer cerdo era una prueba de fe católica.

El resultado de la fusión gastronómica Española del siglo XVI y el toque mexicanos, concretamente de Michoacán es lo que hoy conocemos como carnitas, informa el canal del estado de Michoacana CB Televisión.

Tacos al pastor (Medio Oriente)

Este suculento platillo, considerado el mejor del mundo, tiene sus orígenes en el Medio Oriente. En los años 20 llegaron a México libaneses, y con ellos algunas de sus tradiciones y gastronomía, como la «Shawarma», hecha con carne de cordero.

Según varios historiadores, este platillo libanés es el antecedente directo de los tacos al pastor. Actualmente en cada puesto de tacos es casi 100% seguro que haya un trompo de carne de cerdo previamente marinada, para ser servida en una tortilla con verduras, limón y sal.

Agua de horchata (España)

Esta deliciosa bebida refrescante llegó a México desde España de la mano de los colonizadores, quienes adoptaron esta costumbre de los árabes, ellos preparaban una bebida con un tubérculo llamado “chufa” y con azúcar, comunica en su página la Asociacion Civil Tac Tac, que difunde la cultura mexicana.

Al llegar a México y no encontrar dicho alimento fue sustituido, por maíz y arroz, con este último actualmente se prepara el agua de horchata.

Coctel de camarón (Estados Unidos)

El coctel de camaron nació en un bar del puerto de Bostón, Estados Unidos a principios de la década de los 40. Un barman desafío a los comensales y dicha acción resultó en este rico platillo.

El Hotel Golden de Las Vegas comenzó a preprararlo en los años 50, de ahí saltó a México y a sus mesas. Ya en suelo nacional se adaptó y se tropicalizó. El coctel está compuesto de camarones aliñeados o macerados en una mezcla de aceite de oliva o maíz, puré de jitomate o salsa catsup, cebolla y cilantro, señala Larousse en su diccionario gastronómico en linea.

Ceviche (Perú)

De acuerdo con el Gran Larousse de la Cocina, el origen del ceviche pudo ser la Polinesia de donde se extendió a los países latinoamericanos, probablemente por las rutas comerciales.

En el país suramericano se adaptó a la gastronomía local, este platillo en la actualidad es preparado con trozos de pescado crudo, marinado en jugo de limón u otro líquido ácido y condimentado con otros ingredientes como la cebolla, jitomate, chile y cilantro, que varían según la región.

Ahora ya sabes que no toda la comida mexicana tiene un origen nacional, pero al menos estos platillos llegaron para quedarse.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top