Juan José Arreola - Código Político

López rompe con la izquierda – Juan José Arreola

Platican quienes se enteraron, que días después de concretarse el triunfo electoral de Andrés Manuel López Obrador, éste tuvo una charla con Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, con la finalidad de evaluar la posibilidad de que el hijo del general Cárdenas asumiera la dirección de Petróleos Mexicanos.

El ofrecimiento se hizo y la respuesta inicial de Cárdenas –nos dicen– fue positiva.

Sin embargo, su llegada a la petrolera –que su padre, Lázaro Cárdenas del Río fundó a raíz de la expropiación a las empresas extranjeras– no se concretó.

López Obrador también negociaba con Manuel Bartlett Díaz su incorporación a la administración pública federal, en calidad de director de la Comisión Federal de Electricidad.

Me platican que de esas negociaciones, ambos (Cárdenas y Bartlett) se enteraron. El michoacano decidió declinar el ofrecimiento por considerar que no podría estar en la misma administración en la que estaría el poblano. Bartlett Díaz no tuvo empacho alguno en participar en el mismo grupo en el que estuviera Cárdenas.

La historia

En 1988, el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Carlos Salinas de Gortari, ganó la elección presidencial al obtener, según el conteo oficial, 50.36 por ciento de la votación, sobre Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, quien obtuvo 31.12 por ciento, seguido por el candidato del Partido Acción Nacional, Manuel J. Clouthier (17.07 por ciento).

A pesar de que las cifras reflejan una amplia ventaja para el priista, la elección fue cuestionada por las oposiciones, encabezadas por Clouthier, Cárdenas y Rosario Ibarra de Piedra (candidata presidencial del Partido Revolucionario de los Trabajadores).

Sucedió que durante el conteo de votos, el entonces secretario de Gobernación, Manuel Bartlett, también fungía como presidente de la Comisión Federal de Elecciones; es decir, el gobierno era juez y parte en la organización y calificación de los comicios.

Aparentemente, el conteo preliminar daba la ventaja a Cuauhtémoc Cárdenas. Fue entonces que Bartlett Díaz salió ante los medios de comunicación a decir que el conteo sería temporalmente suspendido debido a una “caída del sistema”.

Supuestamente, esta falla que interrumpió el flujo de datos, afectó el conteo de votos, principalmente en el entonces Distrito Federal.

Y aun cuando 30 años después, Manuel Bartlett se ha empeñado en negar que fue él quien dijo que el sistema se había caído, sí sucedió que el conteo de votos se suspendió y también, por supuesto, que el político poblano era el encargado de organizar y calificar las elecciones.

Treinta años después de este suceso y ya siendo presidente electo de México, López Obrador fue cuestionado por los reporteros sobre el por qué había decidido incorporar a su equipo de trabajo a Bartlett Díaz; respondió que por su experiencia y hasta aseguró que el poblano llevaba 15 años luchando en defensa de la industria eléctrica mexicana.

Hoy de nueva cuenta la historia le exige cuentas a López Obrador y, de nueva cuenta, el presidente de México se inclina por Bartlett Díaz.

La exoneración que el gobierno federal hizo del referido político, acusado de haber acumulado una amplia fortuna de manera irregular, coloca a Andrés Manuel López del lado contrario al que se encuentra la histórica izquierda contemporánea de México, aquella que hizo a un lado tanto al PRI como a la guerrilla y convocó a los mexicanos a cambiar al país mediante las elecciones.

Colofón

La noche del viernes 20 de diciembre de 1991, el queretano y entonces líder de los diputados federales del PRI, Fernando Ortiz Arana, subió a la tribuna para proponer un punto de acuerdo: destruir (incinerar) todos los paquetes electorales de las elecciones federales de 1988, porque “no tienen ningún valor, representan una importante erogación y pueden ser causa de un nuevo siniestro”.

Las boletas electorales se destruyeron y con ellas las evidencias de triunfo electoral del PRI o del fraude contra Cárdenas.

Periodista
Lic. en Periodismo Digital
Twitter: @juanjosearreola

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top