Norman Pearl - Poder popular

¡Golpe al ánimo opositor, demoledor avance presidencial en México! – Norman F. Pearl

La encuesta en el mes de diciembre 2019 realizada por el Financiero, un periódico conservador mexicano, ubica al presidente López Obrador con un nivel de aprobación ciudadana de 72%, cuatro puntos por arriba del mes inmediato anterior, que “sólo” contaba con un 68%.

Este día de reyes, los condicionados medios de comunicación nacionales y sus “analistas”, se desgañitan por explicar un fenómeno “inesperado”.
Sus desilusionados argumentos parten de premisas acariciadas que no se cumplieron nunca.

Algunos, con voces apenas audibles, aseguran que el primer año es generoso para todos los presidentes y que es normal los ciudadanos extiendan su confianza en ese periodo.

Vicente Fox Quezada, quien hubiera despertado grandes expectativas en la población con los cambios prometidos, conservó al final del año todavía un alto 61%.

Felipe Calderón Hinojosa, sabía que su llegada al poder había estado manchada por el fraude y el engaño, por tanto, estaba obligado a buscar cierta legitimación ante la ciudadanía apelando a golpes espectaculares entre los que se contó la selectiva, fallida y sanguinaria guerra al narcotráfico. Ese “esfuerzo” le permitió obtener un 64%.

Enrique Peña Nieto, aquel “político hueco” quién en campaña diera muestras de su altísima ignorancia global, pronto fue castigado por una población hastiada de lo superfluo quien sólo vio en él a un personaje absurdo de la televisión. Su primer año fue aprobado con un 44%.

Sin embargo, hay preguntas que nacen en la obviedad y que no podemos ignorar, por ejemplo; Fox ganó con 42.5% de los votos emitidos, Calderón “ganó” con 35.9%, Peña con 38.2 y López Obrador arrasó con el 53.1%. ¿Por qué crecieron al final de su primer año de gobierno? Hay varias respuestas:

Quizá la más importante sea que en ese año se da una tácita “segunda vuelta” y se olvidan a los candidatos perdedores. La población confía “en que si le va bien al presidente, le va bien a México”. La exposición sistemática en virtud del puesto que se desempeña. Y sobre todo la enorme publicidad oficial.

La organización FUNDAR, ha publicado que las erogaciones sexenales por publicidad con Fox fueron de 14 mil millones de pesos, con Calderón 20.5 mil millones y con Peña Nieto crecieron desmesuradamente hasta 60 mil millones de pesos.

El presidente López Obrador ejerció un presupuesto en 2019 de 4.1 mil millones de pesos y para 2020 fueron aprobados en el presupuesto de egresos 2.4 mil millones que representa una disminución del 40%. (La expectativa del gasto para este sexenio no será mayor a 20 mil millones de pesos)

La contribución de la oposición política al rotundo éxito del gobierno actual fueron sin duda aquellos augurios catastróficos que vaticinaban el fracaso. La gente ha decidido contrastar y castigar la mentira: “el dólar se irá a $ 30.00”, “seremos como Venezuela”, “perderemos nuestras propiedades”, “habrá desbasto de alimentos”, y demás perversiones infantiles.

¡Esperemos al término del sexenio poder reconocer al presidente con una aprobación igual o superior al 84% que tuvo como jefe de gobierno de la CDMX!

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top