Eric Rosas - La onda plana

¡Los Supersónicos llegaron ya! – Eric Rosas

Esta semana ha tenido lugar la edición de este año de una de las exposiciones de tecnología más importantes y visitadas del mundo, conocida internacionalmente como la CES, que la Consumer Electronics Association organiza en Las Vegas y habitualmente marca las tendencias que este sector impulsará durante el año. Las más renombradas compañías de tecnología han presentado innumerables aparatos y dispositivos que abarcan prácticamente todas las aplicaciones imaginables. Hay desde macetas hasta androides, con la coincidencia de que todos estos novedosos productos, dependen de una buena conexión a la Internet, lo que claramente indica que estamos ya en la etapa del despliegue comercial del Internet de las Cosas.

Los nuevos productos incluyen simples macetas, capaces de medir el porcentaje de humedad y el nivel de iluminación, de manera que mediante una pantalla insertada a su alrededor, puede desplegar una carita sedienta, triste o alegre, que indica si la planta necesita agua, recibir luz solar o está “contenta” en las condiciones en que se encuentra.

Otro producto útil son los entrepaños inteligentes que pueden adaptarse a las repisas de las alacenas y así indicar los niveles de peso de cada insumo. Con esta instalación ya no será necesario revisar las existencias en la alacena antes de salir a surtir la despensa, pues la aplicación asociada podrá decirnos en todo momento qué es lo que necesitamos comprar, con base en los niveles actuales de los alimentos que tenemos almacenados. También hay ya disponibles sartenes inteligentes, capaces de medir su temperatura y el peso de los alimentos que tiene bajo cocción, pero igualmente habilitados mediante una aplicación para teléfono celular, que permite exportar todo lo cocinado en la forma de una receta de cocina, que podrá compartirse con quien se desee, por supuesto, retirando el secreto de la abuela antes de oprimir la opción de enviar. Las nuevas perillas para estufas podrán encender, apagar y regular el nivel de la flama de las hornillas con órdenes de voz, y si sus sensores de movimiento detectan la ausencia del cocinero, entonces se apagarán por seguridad.

El almacenamiento y recolección de desechos también contará con nuevos productos, como los botes para basura con bolsas biodegradables integradas, y dotados de un mecanismo automatizado para su cierre, que facilitará su remoción sin ensuciarse las manos. Ducharse ya no nos causará ansiedad cuando estemos a la espera de una llamada telefónica, pues las nuevas regaderas inteligentes incluyen micrófonos y altavoces, que nos ayudarán a conectar nuestro teléfono celular para estar siempre disponibles. Por supuesto, también podremos escuchar música o revestir el obligado karaoke íntimo, con la melodía que hará lucir nuestra voz en su real esplendor.

El ámbito de la seguridad no ha sido dejado de lado. Las nuevas cámaras de video-vigilancia incorporan ya capacidades de reconocimiento facial y demás patrones, como el fuego. Su conexión a Internet les permitirá alertar a los dueños del edificio, a la policía y a los servicios de emergencia, en caso de que detecte a algún sospechoso o el inicio de un potencial incendio. Las nuevas cerraduras cuentan ya con la tecnología para identificar huellas digitales y oculares, pero las hay incluso, que podrán reconocer a nuestros familiares y amigos. Algunas otras podrán funcionar automáticamente con códigos temporales y personalizados de audio o iluminación, que podremos compartir con nuestros invitados a cenar, de manera que cuando ellos lleguen a nuestra casa, les baste activarlos desde su celular para entrar a nuestra vivienda sin necesidad de llamar a la puerta.

En la gama de mayor contenido tecnológico, se encuentran los sucesores de Robotina, modernos androides y robots de servicio y compañía, como Liku, que fue presentado en el CES 2019 y este año estará disponible comercialmente. Otros modelos se presentan en forma de perros o gatos. Todos, con el común denominador de contar con algoritmos de inteligencia artificial, que les permiten desarrollar su propia “personalidad”, para adaptarse a su nuevo dueño y amigo. Así pues, el CES 2020 nos ha metido de lleno en la era de los verdaderos Supersónicos.

Lo anterior, dicho sin aberraciones.

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top