Andrea Sosa - Navegando entre Letras

Fantasías de Compañía de Ximena Mendoza Villegas – Andrea Sosa

En la letra F de ‘Navegando en el abecedario’ se encuentra con nosotros por segunda vez Ximena Mendoza, recordemos que ella nació en el estado de México y desde temprana edad mostró una gran sensibilidad que la llevó a querer plasmar sus impresiones y pensamientos en palabras. Paralelamente al estudio de la psicología, disfruta de la lectura, la escritura y otras artes.

El día de hoy nos comparte un escrito donde nos comparte su sensibilidad y hará que nos demos cuenta de la sociedad que vivimos hoy en día pero con un toque de sutileza.

ANDREA SOSA

F

FANTASÍAS DE COMPAÑÍA

Fuego frío y fantasmas en los espacios. Ojos cristalinos, palabras que nunca serán dichas y el beso que no alcanza la mejilla. Todos ardemos sin que nadie se caliente con ese fuego.

Las interacciones crecen, bandejas de entrada saturadas, solicitudes de amistad todos los días y el sentimiento de soledad se vuelve más profundo. Mientras las redes sociales logran conectarnos con aquellos que se encuentran lejos de nosotros, nos desconectan de quienes están a nuestro lado.

Pero es distinto estar solo a sentirse solo, lo primero es un alivio y descanso, lo segundo es acariciar la sombra que dejaron quienes se fueron, vivir con la desesperanza por saber que no llegará nadie más.

Somos seres sociales, es innegable. Nuestro cerebro se especializó por muchos años en reconocer emociones ajenas para aumentar nuestra probabilidad de supervivencia. Para conseguir alimento, evitar ser devorado por un animal, tener una guarida, necesitábamos vivir en grupos; estar fuera del grupo, ser rechazados, significaba la muerte.

Nuestro cerebro, excelente en preservar nuestra existencia creo un mecanismo para evitar que nuestros comportamientos nos llevaran a alejarnos de los demás, generó el “Dolor Social” así, cada vez que fuéramos desaprobados por nuestros pares sentiríamos un dolor abstracto y debilitante, que nos llevaría a corregir nuestra falta.

Vivimos en comunas por largos años, hasta que nos transformamos en “individuos”.

Individuos, indivisibles, independientes, que trabajan para la industria, que salen de casa con el alba y regresan en penumbras. Somos individuos, perfiles con nuestras mejores fotos, que pasan más horas detrás de pantallas que viéndose cara a cara. Y aunque nuestra vida es muy distinta a aquella que llevábamos hace miles de años atrás, nuestras mentes siguen trabajando y buscando lo mismo, conexión social. Siguen sintiendo dolor por un mismo rechazo.

Soledad y fantasías de compañía son todo lo que queda después de autodenominarnos individuos, entre más nos alejamos del resto nos volvemos peores en interpretar correctamente los gestos ajenos. Centramos más nuestra atención en las interacciones negativas, las caras neutrales se vuelven hostiles y nuestro sistema inmunológico se debilita a consecuencia del estrés que nos produce. Tal vez ya no morimos por no poder conseguir alimentos, pero morimos lento por no alcanzar afecto.

Nuestros abrazos necesitan llegar a un cuerpo, los besos alcanzar la mejilla, las sonrisas reflejarse en otro rostro y no en una pantalla, nuestras lágrimas ser contenidas por una caricia amiga. No es suficiente un mensaje para expresar todo lo que una mirada dice.

Seguimos siendo seres sociales, es innegable. Todos ardemos, solo hace falta compartir nuestro fuego.

Ximena Mendoza Villegas

Bibliografía:

  1. Cacioppo. J. T. Hawkley. L.C. (2013) Loneliness Matters: A theoretical and Empirical Review of Consequences and Mechanisms. US National Library of Medicine. National Institutes of Health.
  2. Harari. Y. N. (2014) De animales a dioses: Breve historia de la humanidad. Barcelona: Debate.
  3. Sabater. V. (2019) La huella del dolor social: los efectos del rechazo. La mente es maravillosa. Disponible en: https://lamenteesmaravillosa.com/huella-del-dolor-social-efectos-rechazo/

¿Quieres dejar algún comentario?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias

To Top